Salud y Sexualidad

Dilemas sexuales: cómo resolverlos

“Le mentí a mi pareja sobre mi historia sexual”. “Creo que mi esposa está manteniendo un romance virtual por internet”. “Dejamos de hacer el amor desde hace tiempo”. “Mi novio es un amante fabuloso, pero es un desastre como pareja”. A todas estas situaciones les sigue una pregunta: ¿qué hago? Los expertos responden cómo abordar éstos y otros problemas sexuales

EFE/REPORTAJES

Todo dilema implica tomar una decisión difícil, establecer claramente las distintas alternativas que existen para resolverlo y analizar si existe alguna otra posibilidad que no se haya tenido en cuenta. También vale la pena examinar las consecuencias de todos los cursos de acción posibles.
También se aconseja discutir el tema con un tercero, por ejemplo, un amigo de confianza o un profesional, y una vez que se ha decidido lo que se hará, atenerse firmemente a la decisión y aplicarla sin retroceder ni titubear.
Estos consejos para resolver cualquier dilema de la existencia también se aplican en el terreno amoroso y son los más básicos e indispensables para salir de la encrucijada. No obstante, hay disyuntivas sexuales especialmente espinosas, que exigen respuestas más cuidadosas y específicas.
Claroscuros
Las responde la terapeuta británica Anne Hooper, especializada en tratamientos de personas con problemas sexuales y emocionales, y autora de “Sexo: preguntas y respuestas”, que explica cómo resolver algunos claroscuros de la intimidad.
“Le mentí a mi pareja respecto de mi historia sexual”
Si piensa pasar el resto de su vida con esa persona, es aconsejable “confesar” para no sentirse eternamente culpable, aunque sólo usted puede evaluar la intensidad de sus sentimientos de culpa. La honestidad absoluta le permitirá relajarse y saber que su pareja le ama y acepta más allá de su vida amorosa pasada. Otro tema a considerar es si su pareja le juzga severamente o critica su conducta sexual: ¿cree que vale la pena estar con alguien cuyos parámetros amatorios difieren tanto de los suyos?
“Mi pareja pasa horas en los “chats” de internet y creo que mantiene un romance virtual”
Las relaciones virtuales, consistentes en el intercambio de mensajes explícitos acompañados de autosatisfacción, pueden tener un alto voltaje erótico. A veces son tan reales e intensas que las personas experimentan deseos de conocerse, y algunas parejas se han separado o divorciado por esta razón. Pero muchas de estas relaciones son ocasionales y duran sólo unos días o semanas. Su pareja necesita comprender que al apartarse de usted está minando el crecimiento emocional y la comunicación que requiere toda pareja. Y usted tendrá que captar y satisfacer las necesidades de ella, sorprendiéndola con una salida nocturna, por ejemplo.
“Dejamos de mantener relaciones sexuales hace tiempo, y no estoy seguro de querer continuar con la relación”
Si acepta una psicoterapia de pareja o terapia sexual, sentirá que al menos ha hecho un último esfuerzo por salvar la relación. Si una vez iniciada la terapia desea terminar la relación, utilice las sesiones para analizar su decisión y hablar con su pareja respecto de una determinación tan drástica. También existe la posibilidad de que la terapia ejerza un efecto benéfico sobre usted y le haga cambiar de opinión. Vale la pena hacer la prueba, aunque sea como último recurso.
“La persona con quien estoy es un amante fabuloso, pero como pareja es un desastre”
El sexo es apenas un aparte de las relaciones prolongadas. Si bien es extremadamente importante durante los primeros años, tiende a ocupar su verdadero lugar con el correr del tiempo. Quizá le está ocurriendo eso. Si su pareja no le valora o tiene conductas abusivas, probablemente le convendrá dejarle para reedificar su autoestima.
“Tengo 42 años y estoy pensando en tener relaciones con una persona de 22. Me preocupa la diferencia de edad”
Si a ambos no les importa la diferencia de años, la relación sexual no debería presentar problemas. Pueden aprender muchísimo el uno del otro y pasar momentos divertidos y fabulosos mientras aprenden. Otra cosa es si la relación se prolonga o prospera: ¿cómo vivirán las distintas etapas de la vida? El estilo de vida que usted desea para su cuarta década de existencia, probablemente es muy distinto del que anhela su amante veinteañero. ¿Qué ocurrirá dentro de cinco años? Vale la pena considerar estas cuestiones antes de vincularse emocionalmente.
La llama de la pasión
“Hemos tratado de mejorar nuestra vida sexual, pero la llama parece haberse extinguido, aunque todavía nos amamos”
Según el psicólogo Robert Sternberg, las relaciones amorosas tienen tres pilares fundamentales: intimidad, pasión y compromiso. En la relación ideal, estos elementos están presentes en partes iguales. Pero las relaciones no tienen necesariamente que ser perfectas y muchas de ellas pueden sobrevivir sin uno de los pilares. Entre vosotros pueden sobrar intimidad y compromiso, para compensar esa carencia. Además, el hecho de que la llama inicial se haya apagado no implica que debáis dejar de hacer el amor por completo.
“Estoy a punto de iniciar una aventura amorosa, pero tengo miedo a estar cometiendo un error”
Los romances extra-conyugales pueden tener consecuencias graves. Parece positivo tomarse un tiempo para reflexionar sobre su decisión. Imagine el peor resultado de la aventura y trate de pensar cómo se conduciría en esa circunstancia. ¿Cómo se sentiría si perdiera su relación principal y todas las cosas que la acompañan, como su casa, entre otras tantas? ¿Le parecería desastroso o es un precio que vale la pena pagar? Analice también los motivos que le llevan a una aventura: si tienen que ver con problemas específicos de su relación, ¿cree que podría tratar de solucionarlos? De todos modos, sólo es posible saber en retrospectiva si una aventura amorosa fue un error o no.