Salud y Sexualidad

Usted tiene el poder de salvar vidas

No importa cuánto o de qué manera, lo importante es su aporte para los niños y niñas que necesitan tu ayuda

Rafael Lara

Son 300 mil dólares los que anualmente se necesitan, apenas para las medicinas suministradas a los niños en sus quimioterapias, pero los gastos son literalmente monumentales si hablamos de todas las demás necesidades.
Y es que en el área de Oncología y Hemato Oncología del hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, se atienden 10 mil consultas de niños, con 250 nuevos ingresos, por lo menos 100 cirugías, 4 mil quimioterapias, 800 transfusiones de sangre y se hospitaliza a 1 mil 100 pequeños y pequeñas que buscan una oportunidad para vivir.
La colaboración
“La mayoría son personas de escasos recursos y vienen de los departamentos, por lo que no tienen posibilidades de adquirir las medicinas con elevados precios. Sin embargo, todo eso lo hacemos de manera gratuita, gracias a personas y empresas generosas que contribuyen con la Comisión Nicaragüense de Ayuda al Niño con Cáncer (Conanca)”, nos expresa su presidenta Amalia Frech.
Agrega que gracias al apoyo de la familia Rappaccioli se logró acondicionar el quirófano para las cirugías, mientras Banpro puso el equipamiento necesario. Algo que se obtuvo durante un hablatón que impulsó Canal 12.
La operatividad de los tres pabellones de Oncología depende de los donativos de empresas y principalmente de los cuenta habientes de Banco Uno, quienes voluntariamente entregan 50 córdobas mensuales para este fin.
“Si uno de estos niños interrumpe su quimioterapia es un retroceso en el proceso de curación, así que éste debe ser un proceso constante, con lo más apropiado y las condiciones necesarias para su tratamiento”, expresó la señora Frech.
650 tiene segunda oportunidad
Señala que Conanca es una organización sin fines de lucro que nació en 1993, compuesta por personas cuyo único deseo es ayudar a estos niños que padecen de cáncer. Parte de su directiva está compuesta por Sylvana González, Tania Lacayo y Eliza Montealegre, entre otras personas de gran corazón.
“Uno de los elementos importantes es la capacitación de los médicos y el personal que atiende a los niños con cáncer, lo cual ayuda a mejorar la atención y ser más efectivos en la sanación del paciente. Igual sucede con los médicos departamentales, pues por la falta de especialistas, muchas veces desconocen los síntomas del cáncer”.
Por todo esto, en los últimos años, la colaboración del pueblo de Nicaragua ha significado salvarles la vida a 650 niños que de otra manera no habrían podido sobrevivir.
Tome nota
Para las personas que puedan brindar una segunda oportunidad de vida a los niños y niñas con cáncer, los teléfonos de Conanca son 2700765 y 2703587, consulte www.conanca.org.ni, y para correos electrónicos conanca@ibw.com.ni su dirección es Plaza Altamira MOD-IV, de la Vicky 1 ½ cuadra abajo.