Salud y Sexualidad

El franchute


Jove

María Alberta, Alberto el amigo gay de las chicas, le ha dado posada a un amigo francés que conoció por Internet y se ha descolgado por Centroamérica para experimentar el tercer mundo y la mundialización. Las chicas, suspicaces, quieren saber si la María Alberta ahora se consigue los novios por Internet o hasta montando una casa de citas virtual.
- Ni lo uno, ni lo otro --especifica Alberto--, es un amigo.
- Que te crea yeyo maldita --dice Estelí-- si sos un hombre con buenos modales y gustos exóticos.
- Te lo juro, es sólo amigo.
- Vos tenés lo peor de los hombres y las mujeres; le tiras a todo y si te agarran te justificás --le enrostra Margarita en la cara, que anda un tanto de malas porque si su chico no pudo descolgarse de Miami para pasar un fin de semana con ella, quien en temporada de huracanes no viaja al imperio.
- Nada que ver.
- Seguramente tiene algún defecto, ¿es chintano verdad? --pregunta Julia, convencida que sólo se puede entablar amistad con un hombre feo.
- Es flaco, narizón, usa jeans y camisas de cuero.
- Paso, --dice Margarita y se va a la barra en busca de su botella de Vodka y se entretiene con el bartender, quien le cuenta los chismes de la semana; cuál ministro se afincó a qué diputado, ese tipo de cosas políticas que a nadie le interesa.
- Flaco y feo, pues --dice decepcionada Julia, que espera (sinceramente) de los franceses una belleza felina a lo Alain Delon, y claro, perfumados.
Saturnino, así se llama el francés, llega al bar y de inmediato Estelí y Julia compiten por la atención del hombre.
- Típico de las mujeres del tercer mundo con necesidades económicas --les recriminará al mes la actitud a las chicas y que casi se fueran a los golpes por él, de no ser por Margarita, ya no serían amigas.
Por lo pronto Margarita no ha intervenido en el asunto, entretenida con los chismes en la barra, no repara en la presencia triunfal del francés en la mesa. Luego de las presentaciones de rigor, Julia suelta la primera bomba.
- Estelí es divorciada y con hijos --que es igual a decir, es una mujer buscando matrimonio y desesperada. Comentario que Estela castiga con;
- Julia es chovinista y odia a los hombres que no se perfuman, cosa que a mí me encanta… que anden al natural.
- El ex marido de Estelí es gay, ¿te imaginás clase vida le dio al pobre hombre que se cambió de bando?
- Julia como notarás es homofóbica y no respeta el derecho de las personas. También participa en un grupo católico y ortodoxo.
- Estelí apoyó la guerra de Irak.
- Julia no apoya a los zapatistas y come huevos de tortuga de paslama en tiempos de veda.
Alberta, para salvar al francés, le ofrece acompañarlo a la barra por unos tragos. Saturnino, feliz, lo acompaña. Julia y Estelí se matan con las miradas.
- Zorra, vos ya tuviste a tu hombre, hasta un par de hijos le tuviste.
- Maldita perra, deberías estar agradecida por las veces que te saqué de tu casa para evitar que siguieses llorando al perro cadáver.
- Ya sabía yo que me ibas a cobrar tus buenas voluntades.
Julia y Estelí se toman de los cabellos, la cosa hubiera pasado a más de no ser por Alberta que llega a separarlas.
- Ya, ya dejen de pelear, ya perdieron.
Incrédulas, Julia y Margarita, asisten al espectáculo, Margarita pasada de vodkas antes que el francés abriera la boca para pedir un trago, ella ya se había colgado de sus labios y no estaba dispuesto a soltarlos. El francés se dejó hacer y luego arrastrar a los baños del
local.
- ¿Vamos mañana al cine? --pregunta Julia a Estelí.
- Al menos ahí no vemos estos espectáculos tan groseros.