Salud y Sexualidad

Los misterios de una hamburguesa

McDonald’s informará al consumidor del valor nutritivo de comida

New York/EFE
La multinacional de la hamburguesa por antonomasia, McDonald’s, informará a partir del año próximo a los consumidores del contenido nutritivo de los alimentos que les ofrece, informó la empresa en un comunicado.
Los envoltorios de las hamburguesas, patas fritas y demás productos lucirán cinco “iconos” para indicar sus niveles de calorías, proteínas, grasas, carbohidratos y sodio, en términos absolutos y como porcentaje del consumo diario recomendable.
McDonald’s se convierte así en la primera cadena de “comida rápida” en informar al cliente sobre los valores nutritivos de sus alimentos, asegura la empresa en el comunicado presentado ayer en su sede en Chicago (EU).
La innovación, que ya ha sido probada en estudios pilotos en España, Colombia, Hong Kong y Escocia, se estrenará en Italia en febrero próximo, para coincidir con los Juegos Olímpicos de invierno en Turín, y se introducirá durante el primer semestre de 2006 en América del Norte, Europa, Asia y América Latina.
Para finales de 2006, los nuevos envoltorios informativos estarán en 20.000 de los 30.000 restaurantes de la cadena en todo el mundo.
“Los clientes acuden a nosotros en números récord y tomamos muy en serio su confianza en nuestra marca. Por eso queremos que tengan información fácil de entender sobre los valores nutritivos. Estamos poniendo la información que necesitan los consumidores en sus manos”, comentó el director gerente de McDonald’s, Jim Skinner.
“Un buen paso”
La medida fue alabada como “un paso adelante” por una organización dedicada a la salud y la nutrición públicas, el Centro para la Ciencia en el Interés Público, pero su presidente, Michael Jacobson, consideró que sería más útil que la información constara en los tablones donde McDonald’s despliega sus cartas.
“La información en el envoltorio es útil, pero no permite a la gente comparar productos. Si estuviera en el tablón de cartas mucha gente cambiaría su pedido de patas fritas a una ración más pequeña, por ejemplo, pediría un refresco ‘light’ o una hamburguesa normal en vez de una con queso”, dijo al New York Times.
Jacobson señaló que los clientes ven la información sólo después de recibir la comida.
Para saber cuántas calorías están comiendo en total, agregó, “tendrán que hacer sumas”, cuando la cifra podría constar en el tablón junto a las distintas ofertas de “menús combinados”, como el “happy meal” para niños.
El New York Times recordó que recientemente McDonald’s ha tenido que hacer frente a por lo menos tres pleitos relacionados con la obesidad y malnutrición de los consumidores.
Un catedrático de Derecho especializado en el tema, Richard Daynard, de la Universidad Northeastern, de Chicago, declaró al diario que, al informar al cliente del contenido de los alimentos, McDonald’s podría defenderse mejor ante semejantes demandas.
“Si la información está allí, fácil de entender y a la vista, la responsabilidad de protegerse pasa al consumidor, afirmó. Es un argumento poderoso y uno que McDonald’s no ha tenido hasta ahora”.