Política

Observación será clandestina

* Roberto Courtney explicó que el equipo de observadores de Ética y Transparencia hará presencia en los Centros de Votación sin uniforme que los identifique para no ser blanco de turbas gubernamentales

Leonor Alvarez

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, hizo un llamado a la ciudadanía nicaragüense, a que todos sean observadores en las próximas elecciones nacionales de noviembre 2011, para estar atentos a “otro fraude” electoral que desde ya advierte.
También afirmó que los miembros del organismo que dirige, participarán como observadores, aunque el presidente de facto del Poder Electoral, Roberto Rivas Reyes, no lo quiera así, anunció ayer en conferencia de prensa.
Courtney explicó que el equipo de observadores de EyT esta vez no llegará a los Centros de Votación, CV, vestidos con camisetas que los identifiquen, porque serían un “tiro al blanco” para los orteguistas.

“No queremos ser blanco”
En los últimos comicios electorales, EyT han participado con sus observadores electorales sin acreditación, pero siempre se han distinguido por llevar sus uniformes dentro de los Centros de Votación.
“Uniformarse sería el equivalente a ponerse un tiro al blanco, así que creemos que no necesariamente el uniforme sea la clave, además el verdadero corazón de la observación para ese año, es que en vez de un grupo muy numeroso de ciudadanos, los observadores seamos todos”, dijo Courteney.
EyT es uno de los organismos que denunció un fraude electoral en las elecciones municipales del nueve de noviembre de 2008, el que consideran el fraude mejor documentado de la historia de Nicaragua.

No estamos avalando
Por otra parte, Courtney manifestó que el hecho de que participen en el proceso electoral de 2011, no significa que estén ratificando a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, como legales en sus cargos, dado que sus períodos están vencidos y se encuentran amparados en un decreto, que la oposición política considera ilícito, porque sólo la Asamblea Nacional puede nombrar a los magistrados del Poder Electoral.
El director de Ética considera que entre más irregular esté proyectado a ser un proceso electoral, más obligación tienen los nicaragüenses de demostrar que va haber fraude en las próximas elecciones, para que los magistrados del CSE no puedan negar o engañar a los ciudadanos que serán testigos de un hecho que los magistrados niegan.

No abandonar barco de la democracia
En ese sentido dijo que “no es momento de abandonar el barco de la democracia, de no votar y de no ir a elecciones”.
Con relación al aprecio mutuo que existe actualmente entre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y el magistrado de facto Roberto Rivas, Courtney recordó ayer que no siempre fue así, porque en la campaña electoral de 2004, Ortega dijo que Rivas era un “gordito ladrón igualito a Alemán”.