Política

Jóvenes ayunan 48 horas por dignificar Nicaragua

* En Managua fueron acogidos por el Centro Cristiano Apostolar, y en Masaya lo hacen frente a la iglesia La Asunción * “Somos una generación de jóvenes dispuesta a luchar, pero nuestra lucha será pacífica”, dice uno de los ayunantes

Mientras miles de jóvenes estudiantes de colegios públicos capitalinos se congregaron en la oficialista “Plaza de las Victorias” para recordar los días patrios, seis jóvenes miembros del movimiento Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional, Rejudin, iniciaron ayer un ayuno que durará 48 horas, como una “ofrenda a Dios” para pedirle “el inicio del fin de la tiranía, de la pobreza y de la injusticia”.
Los jóvenes llamaron a luchar de forma pacífica y pidieron a los políticos que reflexionen sobre la situación del país.
Los seis jóvenes participantes en el ayuno: Marvin Parrales, Jairo Contreras, Paulo Marinieris, Marvin Martínez, William Marín y Morayma Gutiérrez, afirman sentirse llenos de esperanza en que su mensaje será difundido, y que la gente --en especial la juventud-- no se va a quedar en su casa y formará parte de la lucha que ellos promueven.
Oran por su lucha
El ayuno de los jóvenes fue apoyado por el ministerio del Centro Cristiano Apostolar ubicado en Bello Horizonte, que les permitió realizar la protesta en sus instalaciones, y les garantizó agua (lo único que ingerirán durante las 48 horas del ayuno), los servicios higiénicos y el lugar donde pasaron la noche de ayer.
Lejos del bullicio y del ruido generado por los bombos y tambores de las comparsas estudiantiles, los jóvenes recibieron la visita del Ministerio Eben-Ezer, que representado por una veintena de sus profesantes elevaron una oración por la salud de los seis participantes.
Lucha de jóvenes
La principal motivación que instó a Morayma Gutiérrez a participar en esta actividad, es crear conciencia a los gobernantes para que no vayan en contra de lo que dice la Biblia y se apeguen a las leyes establecidas en la Constitución.
“Somos una generación de jóvenes dispuesta a luchar, pero nuestra lucha será pacífica” aseguró Marvin Martínez, quien también espera que los políticos promuevan los beneficios sociales y haya un incremento en la asistencia escolar, así como el respeto a la democracia.
También en Masaya
Por su parte, William Marín aseguró confiar en Dios para crear conciencia en la juventud sobre la necesidad de un cambio, al tiempo que consideró “injusto que los políticos sólo busquen su beneficio y se olviden de los más necesitados”.  
En Masaya, otros 20 jóvenes de Rejudin realizaban desde ayer un ayuno de dos días, con el mismo propósito, frente a la iglesia La Asunción de esa ciudad.
* Estudiante, Comunicación Social, UCA