Política

Sigue reparto gratuito de cédulas

* Comienzan con el sindicato oficialista de la Asamblea Nacional

Ary Pantoja

Unos 400 empleados de la Asamblea Nacional afiliados al sindicato pro gubernamental “Germán Pomares Ordóñez, GPO”, comenzaron este viernes su proceso de cambio de cédula de identidad por el nuevo formato del documento de identificación ciudadana. Según constató EL NUEVO DIARIO, decenas de trabajadores fueron trasladados en microbuses de la sede del Poder Legislativo, al Consejo Supremo Electoral, CSE, ubicado contiguo a Metrocentro.
Pese a que no todos los agremiados al sindicato “Germán Pomares Ordóñez, GPO” son de ideología sandinista, muchos de ellos fueron obligados a afiliarse a finales del año pasado y comienzos de 2010 y a obtener el carné de esa asociación gremial.
El Poder Legislativo cuenta con tres sindicatos. Además del “Germán Pomares Ordóñez”, está el de Trabajadores Democráticos de la Asamblea Nacional, Trademan, que es el segundo en número de afiliados. Según conoció este rotativo, todos los afiliados al sindicato “GPO” obtendrán su cédula de forma gratuita, pero aún se desconoce si los demás empleados del Parlamento tendrán su documento de identidad de la misma manera y con la misma celeridad.

Cerca de 700 trabajadores
Conforme con el registro de planilla incluido en el Presupuesto General de la República de 2010, la Asamblea Nacional cuenta con más de 698 empleados incluyendo a los diputados.
Una fuente legislativa consultada informó que los empleados fueron autorizados por el director administrativo, Ramón Cabrales, para que fueran a realizar el cambio de cédula. Tres microbuses de la Asamblea Nacional fueron destinados para trasladar a los empleados en un proceso que se extenderá por varios días.
Desde hace dos meses el Ejecutivo en coordinación con el Consejo Supremo Electoral, comenzó un proceso de cedulación masiva y gratuita de los trabajadores del Estado y allegados al Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN; sin embargo, para los ciudadanos comunes el valor del documento con el nuevo formato tiene un valor de 300 córdobas.