Política

Rivas entierra observación


Leonor Alvarez

El funcionario de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, ratificó ayer que no habrá observación electoral internacional ni nacional, porque las misiones que antes participaban con ese perfil, ahora se les denominará “invitados” que acompañarán las próximas elecciones de 2011, y en particular, los internacionales serán sometidos a una revisión consular, porque el Poder Electoral teme que “alguno” venga a obstaculizar el proceso electoral.
Rivas Reyes explicó que los “invitados” tendrán la obligación de pasar por el Consulado del Estado de Nicaragua, donde de previo tienen que enviar su documentación, “para que a través de la Cancillería (de la República), el CSE revise si las personas reúnen los requisitos, porque no sabemos si puedan traer a alguien que viene más bien a obstaculizar el proceso electoral”.

Prepara la mexicana
Reiteró que el CSE copiará la figura mexicana para llevar como “invitados” a los observadores electorales. “Me gusta mucho el sistema mexicano para el asunto de la observación electoral, yo tengo todas las regulaciones que tienen ellos y eso favorece a que sea un acompañamiento al proceso, que sea serio, responsable”, dijo en declaraciones que ofreció a un telenoticiero local.

Declara “out” a Ética y Transparencia
Los organismos de observación nacional también participarán con el mismo carácter que los internacionales, pero según explicó Rivas, sólo serán invitados “aquellos organismos nacionales que muestren seriedad e imparcialidad”.
En alusión a Ética y Transparencia, EyT, Rivas dijo que algunos organismos, como el que fundó el doctor Roberto Calderón, “se han desvirtuado totalmente por su alineación política” y en sentido, afirmó que no se permitirá “observación” de alguien que haya expresado que el CSE “se va a robar las elecciones”.

Rivas “el expulsor”
Rivas expresó que algunos embajadores en Nicaragua “dejan mucho que desear”, porque ofrecen opiniones que obstaculizan el proceso electoral.
“Si de mi parte fuera los pondría en el aeropuerto y les diría: señor embajador nos vemos”, dijo Rivas.
Afirmó que el CSE será el que decida cuándo es que pueden venir los “invitados” electorales, lo cual puede ser 45 días antes de las elecciones o el mismo día. Reiteró que para él los “mejores observadores son los fiscales de los partidos políticos” y que los observadores electorales le “quitan valor al trabajo de los partidos”.
También dijo que es una “ignorancia de este país” pensar que los magistrados son los que cuentan los votos.

Cedulación
Con relación a las denuncias que acusan al CSE de no entregar cédulas a los jóvenes que son opositores al Gobierno, el magistrado de facto del CSE ofreció una serie de datos, que según él contradicen eso.