Política

PLC queda solo


Cuando ayer por la mañana aún no se conocía el anuncio oficial del movimiento VCE, el diputado y secretario nacional del PLC, Francisco Aguirre Sacasa, fue consultado sobre si su partido se uniría a apoyar a un candidato de consenso, pues el PLC se aferra a la realización de elecciones primarias interpartidarias.
Su respuesta fue que el PLC se presentaría solo a las elecciones nacionales del próximo año y aceptaría a “todas las personas que quieran aglutinarse alrededor de Arnoldo Alemán”.
No obstante, el analista político, Carlos Tünnerman, advirtió sobre el riesgo de que se repita la experiencia de las elecciones de 2006, cuando los liberales fueron divididos y Daniel Ortega ganó con un porcentaje mínimo de 38%.

Unidos y con plan de nación
“La manera de derrotar al FSLN es que todas las fuerzas opositoras se junten”, dijo Tünnerman, para quien la base de esa unidad debe ser una agenda común mínima.
“La candidatura de consenso tiene que estar fundamentada en un programa también consensuado, es decir, en una agenda de nación en que coincidan todos los partidos que irían unidos acerca de qué es lo que va a hacer el candidato de consenso una vez que sea electo”, explicó.
Para Tünnerman, la unidad de todas las fuerzas opositoras debe quedar definida al iniciarse 2011, “porque mientras tanto el proyecto orteguista va avanzando”.

Qué hace un candidato de consenso
El catedrático en Ciencias Política de la UAM, Félix Maradiaga, indicó por su parte que “lo que más se parece a un candidato de consenso es el que moviliza el voto independiente, el voto que no quiere saber nada de los dos principales titulares del pacto”.
En ese sentido, destacó que “el capital electoral de los partidos no representa la mayoría de los votantes de Nicaragua”.