Política

Alemán denuncia y se lamenta

* Advierte a diputados PLC sobre entrega de recursos estatales sólo a las alcaldías del FSLN

Ary Pantoja

“Igual como todos los lunes”, el presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán Lacayo, se lamentó y denunció ante los medios, una serie de anomalías, entre ellas la entrega “sectaria” de las cédulas de identidad por parte del Consejo Supremo Electoral, CSE, así como la asignación de recursos financieros de las arcas del Estado a las alcaldías gobernadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en detrimento de las liberales.
Se ha vuelto una costumbre los lunes escuchar las constantes lamentaciones del ex mandatario por “el mal gobierno” del presidente Daniel Ortega.
A propósito del tema, Alemán llamó a los diputados del PLC, miembros de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, a que pongan atención a la manera en que se distribuirán los 1,400 millones de córdobas de la sobre recaudación, en lo que va del año, y que serán incorporados al presupuesto 2010 a través de una reforma presupuestaria.

Contra desmanes del CSE
Sin mencionar nombres, Alemán también fustigó las declaraciones del presidente de facto del Consejo Supremo Electoral CSE, Roberto Rivas Reyes, quien amenazó con expulsar a los observadores electorales internacionales que osen criticar la actuación de las autoridades durante los comicios generales del próximo año.
Una vez más, el candidato presidencial del PLC, se aferró a la realización de las elecciones primarias interpartidarias como mecanismo “cívico” para elegir al candidato único de la oposición que enfrente a Daniel Ortega en las elecciones nacionales de noviembre de 2011.
Además, Alemán evitó descalificar a su consuegro, el empresario radial Fabio Gadea Mantilla, propuesto por Eduardo Montealegre para ser el candidato que unifique a la oposición. El ex mandatario insistió en señalar que las primarias interpartidarias son el mejor mecanismo para elegir al aspirante presidencial que represente a toda la oposición.