Política

“Rivas no puede impedir observación nacional”


Leonor Alvarez

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, consideró ayer que los actuales funcionarios de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, no quieren observación internacional en las elecciones nacionales de 2011, porque están preparando las condiciones para repetir el fraude como ocurrió en las votaciones municipales del nueve de noviembre de 2008.
“Obviamente no quieren observación internacional, porque ha habido fraude en las últimas dos elecciones, bajo la dirección de Roberto Rivas (presidente de facto del CSE), insisten en que no haya las garantías para podérselas volver a robar”, dijo Courtney en alusión a la advertencia que hizo la semana pasada Roberto Rivas Reyes, cuando dijo “aquel observador que haga un señalamiento al proceso electoral, será enviado de inmediato a su país de origen”.

La amenaza de Rivas
Rivas explicó a Noticias 12 que el observador extranjero que llegue a Nicaragua “va a venir a acompañar el proceso como es en México, vamos a traer toda la legislación mexicana para aplicarla en Nicaragua”. A la vez manifestó que “si un extranjero se expresara mal de la autoridad electoral sería puesto en el aeropuerto fuera del país, porque los partidos tienen sus fiscales y representantes en las juntas receptoras de votos”.

La respuesta de Courtney
Courtney explicó que EyT no necesita ningún permiso del actual CSE, para participar como observadores en dichas elecciones, porque sería un “desprestigio” solicitar a los actuales magistrados la acreditación.
“A este tribunal electoral no se le solicitaría nada, porque una acreditación de ellos sería una desacreditación”, dijo Courtney, quien en los dos últimos procesos electorales ha solicitado infructuosamente la acreditación para EyT.

Nuevamente participarán sin acreditación
Sin embargo, el organismo electoral siempre ha participado sin acreditación, aunque sus miembros no tienen acceso a las Juntas Receptoras de Votos, JRV.
Courtney aseguró que participarán en las próximas elecciones de 2011, como lo han hecho en los últimos años, porque los miembros de EyT son nacionales y no los pueden expulsar.
Manifestó que los observadores nacionales van a estar “más preparados y más listos” para las elecciones y que serán los mismos que “destaparon las dos veces pasadas el fraude electoral”.
Lo que sí admite Courtney es que el CSE puede impedir la observación electoral internacional, porque los extranjeros necesitan la visa nicaragüense y una carta de invitación, pero manifestó que si no los invitan están enviando un “mensaje bien claro de que se las van a robar”.

Optimista
Sin embargo, Roberto Courtney confía en que las elecciones de 2011 no serán dirigidas por los mismos magistrados del CSE, porque no le conviene a nadie, mucho menos al Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Montealegre reta a Ortega
El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eduardo Montealegre, señaló por su parte que Rivas Reyes “ni siquiera es magistrado y menos presidente del CSE” y le advirtió que cuando llegue la hora de llamar a los observadores internacionales, él no será magistrado, pues no cuenta con los votos necesarios en la Asamblea Nacional para ser reelecto en el cargo.
Incluso retó al presidente Daniel Ortega a someter a votación el nombre de Roberto Rivas en la Asamblea, si es posible esta semana, pues está seguro de que no obtendrá los 56 votos que establece la ley como requisito.
(Con la colaboración de Leyla Jarquín)