Política

EU descuenta demagogia habitual de Ortega

* Los norteamericanos descuentan lo que dice el Presidente, lo tratan como a un niño malcriado mientras su actuar no vaya en contra de sus intereses, expresa el diputado Francisco Aguirre Sacasa

Matilde Córdoba

Las acusaciones del presidente Daniel Ortega contra Estados Unidos, sobre supuestos planes para promover golpes de Estado en Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua no repercutirán negativamente en las relaciones entre ambos gobiernos, pues son tomadas como parte de la “demagogia habitual” del mandatario, quien no corresponde la retórica con los hechos, sostienen analistas en relaciones internacionales.
El catedrático Julio Icaza considera también que las declaraciones de Ortega son parte de “la política de buscar enemigos externos para justificar una serie de medidas” autoritarias. “Yo no creo que eso vaya a llegar a más, si tomamos en cuenta la demagogia habitual de Ortega y su paranoia”, afirmó Icaza.
El diputado Francisco Aguirre Sacasa, presidente de la Comisión del Exterior, coincide en este punto: “Los norteamericanos descuentan lo que dice el Presidente, lo tratan como a un niño malcriado, y mientras su actuar no vaya en contra de los intereses de ellos están dispuestos, lo han demostrado hasta la fecha, a soportar esos exabruptos”.

La levantina de Ortega
Ortega acusó a Estados Unidos de planear un golpe de Estado, y dijo que éste no se ha llevado a cabo porque no hay condiciones debido a que ese país no tiene influencia en la Policía Nacional y en el Ejército. “O sea, las condiciones internas de los EU y las condiciones latinoamericanas no les permite a ellos, no les dan ese espacio, aunque lógicamente los planes ahí están siempre”, dijo en una entrevista televisiva al programa “A solas” de la cadena rusa RT.
Icaza asegura que hay evidencias de que Estados Unidos “no tiene ningún interés” en intervenir en los conflictos internos. El especialista sostiene que Estados Unidos no ha logrado diseñar una política coherente para “lidiar con el autoritarismo del S. XXI”.

Lo que saben los norteamericanos
En una entrevista al diario norteamericano “The Christian Science Monitor”, Michael Shifter, Presidente del organismo Diálogo Interamericano con sede en Washington, aseguró que “altos funcionarios” del gobierno de Obama, saben que Ortega “atropella a las instituciones y que desmantela la democracia”, pero no saben cuál es el mejor momento para responder.
Dos días después de la entrevista, el embajador estadounidense Robert Callahan dijo que una acusación de tal naturaleza perjudica los esfuerzos para crear mejores relaciones “basadas en el respeto mutuo”. Más allá de eso, el diputado Aguirre cree que las declaraciones de Ortega “le restan seriedad a la imagen del país y del gobernante”.
En otras ocasiones Ortega ha acusado a Estados Unidos de financiar a los opositores para desestabilizar su gobierno.