Política

Retirados del Ejército tocan puerta a Presidente

* El capitán en retiro Ronald Zeledón, de Matagalpa, denunció que “gorilas” y “caimanes” que rodean a Ortega les impiden hablar con él

Leyla Jarquín

A pocas horas de que se cumplan 31 años de fundación del Ejército de Nicaragua, EN, grupos de ex militares protestaron para que sean incluidos en los beneficios del Instituto de Prevención Social Militar, IPSM, pues desde que fueron desmovilizados hace 20 años y pese a haber cotizado por más de 10 años, no han recibido ninguna retribución.
Por un lado, unos 150 retirados del departamento de Matagalpa entraron marchando ayer a la capital y se plantaron en las afueras de la Secretaría del Frente Sandinista para solicitar una audiencia con el presidente Daniel Ortega para plantearle su situación.
Mientras, desmovilizados del departamento de León, quienes están agrupados en el Consejo de Defensores de la Patria “Comandante Camilo Ortega Saavedra”, reclamaron que desde que se aprobó la Ley del IPSM en 1994, quedaron excluidos de los beneficios que el mismo otorga.

Las exigencias
Juan Carlos Cantillano, capitán en retiro, explicó que sus exigencias son atención médi-
ca, medicamentos, pensión y auxilio funerario. En ese sentido, dijo que lanzarán una “ofensiva revolucionaria en el escenario legislativo”, pues presentarán una iniciativa de ley que les restituya sus derechos.
El secretario del Consejo de Defensores de la Patria, capitán en retiro Carlos Ramírez expresó que no están de acuerdo con la forma de protesta de sus ex compañeros de Matagalpa y los invitó a apoyar la propuesta que ellos le harán a la Asamblea Nacional.
En lo que sí coincidieron estos dos grupos de ex militares, es en que han sido totalmente olvidados por los gobiernos de Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, y hasta por el de Daniel Ortega, pese a que éste, a través de la Comisión de Reconciliación y Paz que dirige el cardenal Miguel Obando y Bravo, se comprometió a reivindicar sus derechos.

Han priorizado a otros
Ramírez renegó de que dicha comisión ha priorizado a los desmovilizados de la Contrarrevolución, mientras que los ex militares están en “desatención total”.
Cantillano, por su parte, señaló que es “imposible” que esa comisión atienda efectivamente a todos los combatientes.
“La forma correcta es que a los militares retirados del Ejercito Popular Sandinista los atienda el IPSM, que a los del Ministerio del Interior los atienda Instituto Nicaragüense de Seguridad Social y Desarrollo Humano, que a las victimas de guerra y lisiados los atienda el INSS, y que a los desmovilizados de la Contra los atienda la Comisión”, sugirió Cantillano.
“Están atendiendo a todos para no resolverle cualitativamente a nadie”, agregó al respecto.

“Gorilas y caimanes” rodean a Ortega
El capitán en retiro, Ronald Zeledón denunció que “gorilas” y “caimanes” rodean a Ortega, por no haberles permitido nunca comunicarse con éste para hacer dicho reclamo y denunció que las estructuras del FSLN en el departamento de Matagalpa “se han cogido el mandado” y “han hecho fiesta con la política Cristiana, Socialistas y Solidaria”.
Específicamente señaló a la diputada departamental Margarita López y al dirigente del FSLN en Matagalpa, Isaac Jaen, de hacerles la guerra por razones económicas, y puso como ejemplo que éste último tiene ocupada dos propiedades que les fueron atribuidas con el gobierno de Bolaños Gayer. Las propiedades son 3, una en el municipio de Matagalpa de 600 manzanas y dos en El Tuma-La Dalia, de 850 y 220 manzanas.
“Salimos corridos del Ejército porque un retirado se retira con todos sus beneficios”, manifestó Zeledón.
Ambos grupos reconocieron que no alcanzaron las 750 cotizaciones requeridas por ley para recibir una pensión; sin embargo, argumentaron que tienen derecho a una jubilación digna porque combatieron en tiempos de guerra.