Política

FSLN purga a “Mincho” Moreno

* Argumentan traición en Consejo Regional de la RAAS * También lo destituyen como delegado de Migración y Extranjería

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS

El fracaso del Frente Sandinista de Liberación Nacional en su intento por agenciarse la coordinación de gobierno y la junta directiva del Consejo Autónomo en la Región Autónoma del Atlántico Sur, motivó la expulsión del consejero Benjamín Moreno García, por supuesta traición al partido rojinegro.
Un pronunciamiento elaborado por el secretario político del FSLN en la RAAS, Johnny Hodgson, refiere que ese partido perdió la oportunidad de favorecer a los pueblos y comunidades de la Costa Caribe con la revolución que es la autonomía “por la cobarde traición de Benjamín Moreno”.
Según Hodgson, el martes 4 de mayo, después de juramentarse (al lado de la bancada del PLC), Moreno abandonó la sesión, rompiendo una mayoría de 24 votos “dando pie para que la derecha tomara nuevamente el control del Gobierno Regional en la RAAS”.

Un chorro de “anti” contra Moreno
“La actitud inmoral, anti-ética, individualista, anti-autonómica, vende patria y oportunista, manifestada por el aludido Moreno García, es considerada por el FSLN como delito grave, ya que la traición al pueblo lesiona los principios revolucionarios”, fustigó Hodgson.
Al mismo tiempo, la secretaria política adjunta del FSLN en la RAAS, Guadalupe Hernández, anunció que Benjamín Moreno también sería destituido de su cargo de delegado de Migración y Extranjería en esta región, y advirtió que lo mismo le podría pasar a cualquier funcionario otreguista o aliado que traicione al Frente Sandinista tal como lo hizo Moreno.

Colega de partido dice que Moreno está enfermo
Allegados a Benjamín Moreno explicaron que él no podía atender a los periodistas porque estaba en la oficina de Migración y Extranjería de Bluefields entregando el cargo.
Mientras que el jefe de la bancada FSLN en el Consejo Autónomo de la RAAS, Daniel Ocampo, se solidarizó con Moreno, diciendo: “Él es un sandinista y nunca ha traicionado a nuestro partido, lo que pasa es que está enfermo, y tuvo una crisis de hipertensión y diabetes, fue por eso que abandonó la sesión”, justificó Ocampo. Sus allegados afirman que apelará la decisión ante la primera dama Rosario Murillo.