Política

Oposición pide a OEA ofensiva diplomática

* Piden invocar Carta Democrática Interamericana

Ramón H. Potosme

Cuatro de los siete directivos de la Asamblea Nacional, los jefes de las cuatro bancadas opositoras, y el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, Francisco Aguirre Sacasa, pidieron a través de una carta al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, que tome acciones inmediatas para Nicaragua amparado en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana. Según ellos, hay en el país una ruptura del orden constitucional que ha provocado el Presidente de la República, Daniel Ortega.
La intención de la carta es que amparados en el artículo 20 de la Carta Democrática se invoque dicho instrumento por parte de Insulza en un momento en el que, según los legisladores, el país atraviesa la peor crisis institucional desde 1990. Según Aguirre Sacasa, la crisis no ha terminado, y los morteros podrían estallar una vez que la iniciativa de Ley que deroga el decreto presidencial 03-2010 sea enviada al plenario.

Peor que cuando Bolaños
Sacasa consideró que la crisis actual no ha llegado a la situación aguda que pasó Honduras el año pasado, pero está muy por encima de la crisis que hubo durante el gobierno del ex presidente Enrique Bolaños, cuando la OEA envió al secretario de Asuntos Políticos de ese organismo, Dante Caputo.
“Basados en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, los suscritos parlamentarios constatamos que en nuestro país se ha dado una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático en Nicaragua. Por eso le pedimos a usted que convoque de inmediato al Consejo Permanente de la OEA para realizar una apreciación colectiva de la situación en nuestro país, y para tomar las acciones necesarias para salvar la democracia representativa en Nicaragua”, señala la carta de los legisladores.

Podrían convocar a sesiones extraordinarias de la Asamblea General
Ese artículo, además, abre la posibilidad de que el Consejo Permanente decida gestiones diplomáticas y buenos oficios para normalizar la situación, y en caso de obtener resultados, dicho Consejo puede convocar a un periodo extraordinario de sesiones a la Asamblea General para tomar medidas.
Aguirre Sacasa pidió a Insulza que pase de la preocupación a la acción en el caso de Nicaragua y le señaló que esperaba la beligerancia prometida antes de se reelecto, y que envíe un ofensiva diplomática y buenos oficios.

Adjuntan preocupación generalizada por Nicaragua
La carta enviada a Insulza lleva adjunto el mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua sobre la situación política del país; la declaratoria de rechazo al “decretazo”, que firmaron 50 de los 91 diputados del Parlamento; un comunicado del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep; de la Cámara Americana de Comercio, Amcham; del Instituto Nicaragüense de Desarrollo, INDE; de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur; de la Asociación de Hoteleros, y se menciona el llamado del Centro Carter a la OEA para que actúe sobre la situación de Nicaragua.
En el documento explican sus consideraciones sobre el decreto presidencial 03-2010, que manda a mantenerse en sus cargos a los funcionarios cuyos períodos vencieron en 2010, normativa que es considerada por los juristas como inconstitucional. También la “seudo sentencia”, de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en la que le permite a Ortega postularse nuevamente a la presidencia aún cuando se lo prohíbe la Carta Magna.
También explican a Insulza que durante el gobierno de Ortega se ha violado el derecho a elegir a sus autoridades libremente, y que desde 2004 sólo ha habido elecciones cuestionadas. Las generales de 2006, donde no se supo del 8 por ciento del voto; el fraude de las elecciones municipales de 2008, en las que se cuestionó la elección de más de 30 alcaldías, incluyendo la capital y las principales ciudades del país, y la recientes elecciones regionales cuestionadas en el Caribe Sur.
La carta fue firmada por el primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro; por el primer vicepresidente Óscar Moncada; por el segundo vicepresidente, Carlos García Bonilla, y por el tercer secretario, Alejandro Ruiz Jirón. También por el jefe de la Bancada del Partido Liberal Constitucionalista, Ramón González; de la Alianza Liberal Nicaragüense, Ramiro Silva Gutiérrez; de la Bancada Democrática Nicaragüense, Adolfo Martínez Cole, y Víctor Hugo Tinoco, del Movimiento Renovador Sandinista.