Política

Nicaragua arremete contra la OEA

* Llama injerencismo a preocupación mostrada por algunos países miembros de la Organización de Estados Americanos

Ary Pantoja

El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, OEA, Denis Moncada Colindres, arremetió contra el organismo regional al que calificó de “injerencista”, luego de que varios países, entre ellos Estados Unidos y Canadá, expresaran su preocupación por la crisis institucional y los actos de violencia por los que atraviesa Nicaragua, sobre todo, ante la propuesta canadiense de emitir una resolución en ese sentido.
“El gobierno del presidente Daniel Ortega Saavedra, reafirma nuevamente que es inaceptable, inadmisible y rechazamos las actitudes intervencionistas de gobiernos extranjeros y de organizaciones internacionales en los asuntos internos de Nicaragua, promoviendo y apoyando actitudes desestabilizadoras de los partidos políticos de oposición”, expresó Moncada el miércoles durante la reunión del Consejo Permanente de la OEA.
Moncada enfatizó que “los principios de no injerencia, de no intervención en los asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros (de la OEA), el respeto a la soberanía e independencia, el respeto al derecho internacional en las relaciones recíprocas entre los Estados, son las bases en que se sustenta la precaria existencia de esta organización”.

Medios agarran su “picacha”
El representante nicaragüense arremetió también contra los partidos políticos de oposición y contra los medios de comunicación independientes, a los que llamó “enemigos del pueblo y del gobierno” de Ortega.
“Sectores de la oposición nicaragüense, apoyados por algunos gobiernos extranjeros y organizaciones internacionales, crean condiciones y claman para que se realicen acciones injerencistas e intervensionistas en nuestro país. Estas organizaciones internacionales apresuradamente se activan, expresando su ‘profunda preocupación’ por hechos que conocen sólo por reportes mediáticos parciales de medios de comunicación enemigos de nuestro pueblo y de su gobierno legitimante constituido”, señaló Moncada.

También la agarra contra Honduras
El diplomático defendió la “capacidad (de los nicaragüenses) de resolver nuestros asuntos internos sin la intervención injerencista de ningún gobierno ni organización internacional”.
“Quienes dicen preocuparse por las situaciones internas de los países de nuestro hemisferio, deberían expresarlo demandando que cesen los crímenes de los golpistas contra el hermano pueblo hondureño, que pongan fin a la violación de los derechos humanos, que se restituyen los derechos y garantías ciudadanas, y que exijan que el golpe de Estado en Honduras no deje sentado ningún precedente nefasto en nuestro hemisferio”, criticó el embajador nicaragüense.