Política

Poder Judicial “colapsó”

* Doctor Óscar Castillo, Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Upoli, sospecha que Ortega quiere forzar una reforma constitucional

Leonor Alvarez

Después de analizar cuestionadas sentencias, decretos inconstitucionales y recursos inaplicables, el constitucionalista Gabriel Álvarez afirma que el Poder Judicial “colapsó” desde el momento en que los jueces de Nicaragua se amotinan, se convierten en turbas y se acusan de “matones”.
“El Estado nicaragüenses está colapsando, y si los actores políticos no encuentran lo más pronto posible las vías civilizadas para resolver esta situación y refundar un Estado, pues yo creo que los caminos de la amnesia son los que van a ir tomando forma”, dijo Álvarez.
El constitucionalista, candidato a ocupar una vacante de magistrado en el Poder Judicial, hizo un análisis de todo lo acontecido desde la “sentencia 504” (emitida en octubre 2009), la cual modifica la Constitución Política para que el presidente Daniel Ortega y sus alcaldes participen de forma continua en los comicios nacionales de noviembre de 2011.
También recordó la nulidad del decreto presidencial 03-2010, que intenta prorrogar en sus cargos a 25 funcionarios, entre magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, contralores colegiados, procuradores de Derechos Humanos y Superintendente de Bancos, a quienes se les venció el período de sus cargos, y a otros a quienes está por vencérseles.

Argumentos del TAM “no ha lugar”
El constitucionalista valoró que estos magistrados no tienen argumentos legales para declarar nula la sesión donde los diputados opositores presentaron el anteproyecto de ley, aunque esta (sesión) haya sido realizada en un hotel capitalino.
Explicó que sólo el hecho de emitir un recurso de amparo para mandar a suspender un proceso de ley, implica reconocer que realmente estaba sesionando un órgano del Estado.
Agregó que cancelar un proceso de formación de ley va contra la Ley de Amparo, tal como lo había observado el diputado José Bernard Pallais Arana, Presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea.

Amparo es para abusos de autoridad
Por otra parte, Álvarez manifestó que tampoco cabe el amparo si los magistrados argumentan que la sesión de los diputados no se reconoce por haberse realizado en un hotel capitalino. En ese sentido, recordó que el recurso de amparo sólo es aplicable en casos de abuso de autoridad, no contra actos de ciudadanos, como estaría siendo interpretado el proceder de los diputados.
Por su parte, el jurista Óscar Castillo, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, ratificó contundentemente que la sesión de los diputados en el hotel capitalino fue una “asamblea legal”, convocada una semana antes por el propio presidente René Núñez.

Tratan de crear confusión
En particular, Castillo valoró que todas las equivocadas interpretaciones de la Ley y la Constitución, el clima de violencia y los argumentos antojadizos de los magistrados del Poder Judicial, son una estrategia para crear confusión, y que finalmente se acepte la reelección del presidente Ortega.
El jurista sospecha que se quiere forzar a una reforma constitucional a través de una convocatoria a Asamblea Constituyente, porque el partido de gobierno sabe que no tiene la posibilidad de reelegir a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, que son su principal ficha para reelegirse.