Política

Ortega se reunió primero con Alemán

* Diputado Eliseo Núñez Morales ofrece su versión sobre las reuniones de Ortega con Alemán y Montealegre por separado

Ramón H. Potosme

El ex presidente Arnoldo Alemán se reunió con el Presidente de la República, Daniel Ortega, una semana antes que el diputado Eduardo Montealegre, reveló el diputado al Parlamento Centroamericano, Parlacén, Eliseo Núñez Morales. En dicha reunión, según una de las partes, Ortega habría hecho la misma propuesta: pedir la reelección de los magistrados del Consejo Supremo Electoral CSE, a cambio de no vetar a ningún candidato opositor.
Alemán aceptó el encuentro, según Núñez Morales, en una de las reuniones de la unidad, y quedó claro que tanto Montealegre como Alemán no concretaron acuerdos políticos con el mandatario. Según el diputado parlacénico, la propuesta de Ortega era inaceptable, porque ellos consideran que el CSE debe ser cambiado para generar confianza en la población. Este objetivo no se lograría con la permanencia del magistrado presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas.
Al parecer, las pretensiones de los opositores, según Núñez Morales, es que el CSE quede distribuido en tres magistrados para el gobierno, tres para la oposición y uno para las organizaciones civiles.

Quien pacte pierde votos
El diputado dijo no desconfiar de un arreglo bilateral por parte del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, porque considera que quien pacte con Ortega tendrá muy pocas probabilidades de obtener votos en una contienda electoral, y que los comicios presidenciales están muy cerca como para perder caudal de votos en este contexto.
“Ahí se quedo claro (en la reunión de la unidad) que el doctor Alemán tuvo una reunión con Ortega una semana antes (que Montealegre). Son reuniones que el presidente
Ortega busca, y lo que quedó claro es que nadie llegó a acuerdos. La misma propuesta de no vetar a los candidatos de Ortega a cambio de no vetar a los nuestros, pero eso es inaceptable”, dijo Núñez Morales.
Por su parte, el diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Augusto Valle reveló una teoría muy similar analizada a raíz de los hechos. Según él, la crisis de la Corte Suprema de Justicia devino del rompimiento de un acuerdo que tenía Ortega con Alemán, y que fue revertido ante la presión del obispo de Estelí, Abelardo Mata.

La supuesta renuncia de Mata
A finales de marzo corrió la noticia de que el obispo de Estelí, Abelardo Mata, había desistido de ser el mediador entre el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y el movimiento Vamos con Eduardo, VCE. En ese momento, según el diputado Augusto Valle, se discutía sobre un arreglo entre el ex presidente Alemán y el presidente Daniel Ortega. Alemán habría retrocedido, y, como consecuencia, devino la crisis en la Corte Suprema de Justicia, CSJ.
Luego el presidente Ortega llamó a Montealegre, y éste rechazó la propuesta del presidente el pasado 10 de abril, de ahí, según Valle, comenzó la crisis en el Parlamento entre el 20 y el 22 de abril. En esos sucesos las turbas orteguistas secuestraron por siete horas a los 17 diputados de la BDN.
Según Valle, cuando el secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, dijo que la unidad no significaba repartir cuotas, la BDN advirtió que había algún tipo de amarre con el FSLN, y que debía ser discutido en las reuniones con monseñor Mata.
“Después de Semana Santa ese tema del doble discurso se iba a revisar con monseñor Mata en una reunión, y Alemán no llegó; Mata se molestó e iba a renunciar. En la siguiente reunión llamó a que se sinceraran respecto de los acuerdos, y Alemán dijo que no estaba amarrado y se echó para atrás, allí fue cuando estalló la crisis de la CSJ”, consideró Valle.
En la última reunión que sostuvo Alemán con Montealegre, según Núñez Morales, avanzaron en la propuesta de elecciones primarias para elegir un candidato único de la oposición para los comicios presidenciales de 2011.

La crisis
El país fue sometido a una crisis institucional luego que se venciera el período de tres magistrados de la CSJ, los de tendencia FSLN: Rafael Solís y Armengol Cuadra, y el de tendencia liberal: Dámisis Sirias. Los dos primeros se quedaron en sus cargos amparados en el decreto 03-2010, que ha sido descalificado por la mayoría de los sectores jurídicos y políticos.
La oposición de los magistrados de tendencia liberal a reconocerlos provocó manifestaciones de la mayoría de jueces de todo el país. La inestabilidad se trasladó al Parlamento cuando discutiría la derogación del decreto por considerarlo inconstitucional. Como consecuencia, las turbas orteguistas sitiaron Managua, destruyeron parte del edificio de un hotel y de la fachada del Parlamento.