Política

Montealegre: “No llegamos a ningún acuerdo”


Ramón H. Potosme

De emergencia llamó el diputado Eduardo Montealegre a su primo, el ex magistrado del Consejo Supremo Electoral, CSE, Mauricio Montealegre, mientras se dirigía a la Secretaría General del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN. Ahí, según el legislador, el presidente Daniel Ortega le pidió la reelección de los magistrados del Poder Electoral, propuesta que asegura haber rechazado. La reunión que según Montealegre duró una hora, la mantuvo en secreto y no se supo sino hasta 16 días después.
Montealegre asegura que no llegó a ningún acuerdo, pues le planteó a Ortega que en cualquier elección de magistrados la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, votaría en el marco de los acuerdos de Metrocentro II, algo que el Presidente rechazó.
“Fui a primera hora porque me planteó la necesidad de elegir a funcionarios de Estado para superar la crisis de gobernabilidad; yo le dije que estaba de acuerdo conque se eligieran, siempre y cuando se hiciera dentro del marco de los acuerdos de Metrocentro II, que es no reelegir a los magistrados del CSE. Él (Ortega) no estuvo de acuerdo”, dijo Montealegre.

El frente del presidente: Núñez, Castro y Murillo
En la reunión estuvieron presentes, además de Ortega y Montealegre, el primo de este último, Mauricio Montealegre; la primera dama Rosario Murillo Zambrana; el jefe de la bancada del FSLN, Edwin Castro Rivera, y el presidente del Parlamento, René Núñez Téllez.
Montealegre asegura que de Edwin Castro recibió, ese 10 de abril, la advertencia de que si pasaban la iniciativa de Ley que deroga el decreto 03-2010 a comisión, habría caos en el Parlamento. Esto fue como preámbulo de los hechos de violencia que sacudieron la capital la semana pasada, entre el martes 20 y el jueves 22 del mismo mes, es decir, después de la reunión entre Montealegre y Ortega.
En dichos sucesos, las turbas orteguistas mantuvieron retenidos a los 17 diputados de la BDN durante siete horas en la sede del movimiento “Vamos con Eduardo”.

“No hubo nada… yo sé que es difícil creerlo”
Montealegre niega haber llegado a un acuerdo o haber pactado con el Frente Sandinista, y señala que el único tema que discutieron en esa hora de diálogo fue sobre los magistrados del CSE. El legislador asegura que asistió por invitación del presidente Ortega, y que no lo consultó con las demás fuerzas liberales porque él considera que no tiene que pedir permiso a nadie para reunirse con el mandatario.
“Él me invitó y yo fui; no hubo nada, te lo digo sinceramente. Claro, hablamos de… otras cosas, yo sé que es difícil creerlo. Si el Presidente me invita yo voy, ¡voy a andar pidiendo permiso yo!”, dijo Montealegre, al referirse a las críticas de los diputados y de los dirigentes del PLC por su silencio y por no consultarlo con las demás fuerzas liberales que pretenden unificarse de cara a alas elecciones presidenciales de 2011.

PLC: “Se ha roto Metrocentro II”
Los dirigentes del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, consideraron que la reunión de Eduardo Montealegre con el presidente Daniel Ortega es una ruptura de los acuerdos de Metrocentro II, los cuales, según ellos, contemplaban no reunirse a conversar o a negociar bilateralmente con Ortega y el partido gobernante sobre la reelección presidencial y de los magistrados del CSE.
El diputado y vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, dijo estar sorprendido de la reunión, y señaló que se enteraron del encuentro por fuentes del mismo FSLN, que luego fue confirmada por Montealegre ante el cuestionamiento durante una reunión que ellos llaman de la unidad.
Por su parte, Montealegre consideró que no había delito en conversar con el presidente Ortega, y que en casos que hay pactos se reflejan en la Asamblea Nacional.

García pragmático
El legislador de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Carlos García, celebró la plática entre Montealegre y Ortega, pero advirtió que “lo debe saber Nicaragua”. García cambió en parte las condiciones que establecieron en el pasado los opositores, y dijo que deben elegirse magistrados de “consenso”.
“El caso de Roberto Rivas sí no lo podemos aceptar para nada; ha sido partícipe, cómplice y autor intelectual. (Pero) no podemos cerrarnos, (porque) nos van a vetar a nuestros candidatos”, dijo García.
Con la colaboración de Matilde Córdoba