Política

MRS advierte no pactar

* “Desde ahora condenamos a cualquier dirigente o representante político que pacte bilateralmente con el FSLN”, expresó la dirigencia de ese partido en conferencia de prensa

Ramón H. Potosme

El Movimiento Renovador Sandinista, MRS, advirtió a cualquier fuerza política que pacte unilateralmente prebendas partidarias con el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que será un error político, y consideró que de llegar a consumarse sería una traición a las aspiraciones del pueblo.
Los diputados y directivos del MRS responsabilizaron al presidente Daniel Ortega de todos los actos vandálicos y de (organizar) las fuerzas de choque que agravaron la crisis institucional que según ellos es instigada por el gobernante.
“Desde ahora condenamos a cualquier dirigente o representante político que, en busca de ganancias particulares, pacte bilateralmente con Ortega, bajo cualquier pretexto, y traicione las renovadas aspiraciones de la mayoría de la población”, señala el comunicado de esa fuerza política, cuya personalidad jurídica fue cancelada por los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, previo a las elecciones de 2008 señaladas de fraudulentas.

Mantener unidad
El presidente del MRS, diputado Enrique Sáenz, llamó a las fuerzas opositoras a mantenerse unidad en estas situaciones de crisis, ya que, según él, es la única forma de enfrentar las actitudes dictatoriales del presidente Ortega.
Además, señalaron que el mismo presidente tiene la solución a la crisis, pues es él quien la ha creado, por lo que llamaron a disolver las fuerzas de choque que el FSLN ha organizado y orientar a los ex magistrados sandinistas a dejar de usurpar los cargos y comenzar a elegir en conjunto con las fuerzas opositoras a magistrados que le den verdadera independencia al Poder Judicial. Ante todo, exhortan al mandatario a que desista de la reelección y que respete lo establecido al respecto en la Constitución Política de la República.
También convocaron a todas las organizaciones a denunciar y a protestar por la violación a sus derechos más elementales y por los abusos del régimen que, según Sáenz, ha avanzado en la consolidación de un régimen dictatorial. No hacer nada, según el legislador, podría provocar que la violencia se extienda a todo el país y la eliminación de todos los derechos.

“Los problemas los resolvemos nosotros”
Por su parte, el diputado Víctor Hugo Tinoco minimizó el pronunciamiento del Departamento de Estado de Estados Unidos, pues consideró que si bien al igual que en la insurrección contra la dictadura somocista el apoyo internacional es importante, no se puede lograr nada si los cambios no son impulsados por el pueblo nicaragüense.
“Los problemas de Nicaragua los resolvemos los nicaragüense, los factores internacionales jugaron un papel complementario (en la insurrección contra Anastasio Somoza). Hoy es la misma situación, el pueblo organizado es el que deberá impedir que se imponga una dictadura, en términos de unidad, organización y firmeza”, señaló Tinoco.