Política

“Ex magistrados no tienen autoridad”

* ALN ve presión para negociar al final del camino en la Corte Suprema de Justicia

Ramón H. Potosme

Los diputados de las bancadas del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN se alistan para el próximo martes pasar a comisión la iniciativa de Ley que deroga el decreto 03-2010 mejor conocido como “decretazo”. El paso lo harán en desconocimiento a la sentencia que dictó la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que según ellos es inválida por haber estado conformada por ex magistrados y sin todos sus miembros.
El diputado del PLC, José Palláis, consideró que se trata de una “payasada de dos ciudadanos que se erigen como magistrados cuando sus períodos ya vencieron”, en referencia a los ex magistrados Rafael Solís y Armengol Cuadra partidarios del Frente Sandinista.
“Nosotros no le reconocemos ninguna validez a ese mamotreto firmado por ex magistrados que se les venció su cargo, que no tienen ninguna autoridad para hacerse pasar por magistrados del Poder Judicial. Vamos a continuar en el proceso de formación de la ley con todo el derecho como Poder Legislativo con un mandato constitucional y popular”, afirmó Palláis.
Según el legislador, hay un acuerdo de Corte Plena que establece quiénes son los que integran la Sala Constitucional, por lo que en la audiencia en la que aprobaron la disposición no estaban presentes todos los magistrados.

CSJ por encima del bien y el mal
Mientras el jefe de la Bancada BDN, Adolfo Martínez Cole, consideró que la Corte Suprema de Justicia pretende erigirse en un superpoder y pasar por encima del Poder Legislativo. La supuesta sentencia de la Sala Constitucional, según Cole, es un intento por emular al Presidente de la República.
Cole reveló que mañana temprano se reunirán los jefes de los cuatro grupos parlamentarios opositores para unificar criterios que lleven a las reuniones previo al día martes cuando envíen a la Comisión de Justicia la iniciativa de ley que deroga el decreto presidencial 03-2010.
Este decreto que emitió el presidente Daniel Ortega el pasado nueve de enero, pretende mantener en sus cargos a los funcionarios cuyos períodos ya vencieron hasta tanto no sean reelectos o electos los sucesores correspondientes.

Llaman a Ortega a negociar ya
El legislador de la BDN, consideró falso los señalamientos del ex magistrado Rafael Solís, y aseguró que ellos están listos para ir, junto con el PLC y las otras bancadas, a negociar con el FSLN para elegir a lo inmediato a los funcionarios que ocupen los cargos vacantes.
Cole recordó que los representantes de la BDN son Luís Callejas y Javier Vallejo y por el PLC, los diputados Wilfredo Navarro y Oscar Moncada.
Por su parte, el diputado de ALN, Ramón Macías habló en los mismos términos y señaló que el objetivo es extender la crisis hasta el último instante para que el PLC y el FSLN terminen negociando desde la Corte Suprema de Justicia y mantener en sus cargos a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE hasta el 2011.
Según Macías la iniciativa de ley derogatoria puede ser promulgada, pero el FSLN recurrirá de inconstitucionalidad y terminará en la Sala Constitucional donde sólo deciden los liberales de Arnoldo Alemán y el presidente Ortega.
“Lo que quieren es que el decretazo se maneje vivo para que todos los magistrados, principalmente los del CSE queden hasta el 2011. El problema es de donde salió el decreto de la Sala Constitucional, llega a la Asamblea, votamos y pasa a la Comisión de Justicia, dictamina, el FSLN se ampara y vuelve a la sala Constitucional y ahí hay liberales y sandinistas y ahí quiero ver a los liberales (de Alemán)”, señaló Macías.
Por otra parte el ex presidente Alemán dijo que invocará la Carta Democrática de la OEA ante el abuso en contra de la Constitución y apelarán a medidas preventivas previstas en ese instrumento, según él para evitar el “derramamiento de sangre”.