Política

EU insiste en fortalecer estados democráticos


Ary Pantoja

Fortalecer el Estado de Derecho y las instituciones democráticas, de manera que se garantice la transparencia, el respeto a la voluntad ciudadana y se erradique la corrupción, es uno de los principales objetivos de la política de Estados Unidos hacia América Latina, según se desprende de la videoconferencia que ayer brindó el Subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, a estudiantes de diversas universidades de Nicaragua.
En su intervención, Valenzuela rechazó las señalamientos en torno a que el gobierno del presidente Barack Obama, “ha descuidado” sus relaciones con América Latina para atender asuntos de mayor trascendencia mundial. Por el contrario, el funcionario destacó los cuatro ejes sobre los que gira la política de su gobierno hacia los países al sur del río Bravo.
Las prioridades
El primero, dijo, es la competitividad --en términos económicos-- con que deben contar los países latinoamericanos, y para ello deben ser capaces de atraer la inversión; el segundo eje es la cooperación bilateral para combatir la inseguridad pública, el crimen organizado, el terrorismo y el narcotráfico; el tercer gran tema es el cambio climático y sus efectos sobre el medioambiente, y, finalmente, el cuarto eje es el fortalecimiento de las instituciones democráticas de los países latinoamericanos.
“Los tres primeros temas no se van a resolver si no se cumple con el cuarto eje”, señaló Valenzuela, para luego advertir que “se acabaron los días cuando Estados Unidos imponía cosas, y se acabaron los días cuando los países (de América Latina) le pedían a Estados Unidos que resolviera sus problemas internos”.
Para Valenzuela, los nuevos tiempos conllevan un nuevo tipo de relaciones entre Estados Unidos y América Latina, basadas esencialmente en “la cooperación mutua y en el diálogo sincero y transparente”.

Hacia un desarrollo real
Durante su exposición, Valenzuela insistió en la necesidad de fortalecer la democracia en América Latina como eje fundamental para lograr un desarrollo integral en el ámbito económico y social, y, particularmente, que apunte a erradicar la pobreza.
“Tiene que haber la posibilidad de crear políticas públicas acordes con la voluntad ciudadana, en forma transparente y clara, eso requiere que nuestras instituciones democráticas sean fortalecidas, en el sentido de que haya mayor participación ciudadana y de que haya mayor claridad y transparencia de parte del Estado, y que se den las condiciones para que hayan elecciones libres”, aseveró.

La corrupción
Para Valenzuela, todo esto conlleva al fortalecimiento y el respeto al Estado de Derecho en sociedades democráticas. “Éste es un compromiso no sólo de Estados Unidos, sino también de toda la región americana, como firmantes de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos”, afirmó.
“Sin este pilar, existe la corrupción; sin ello existe el beneficio público para unos pocos y no para todos”, reiteró Valenzuela.
Además, enfatizó en la intención del gobierno de Obama en trabajar “con sus socios de América en forma conjunta, respetuosa, sabiendo que hay corresponsabilidades, por parte de Estados Unidos, por ejemplo, en temas como el narcotráfico, en la que se busca una relación de respeto mutuo y de entendimiento”.