Política

Por qué Ortega calló con Ley Moratoria


Ary Pantoja

Después de que el año pasado arengara a miles de deudores a protestar contra las microfinancieras, ahora el presidente Daniel Ortega intentó “capear al bulto” y no sancionó, promulgó ni publicó la “Ley Especial para el Establecimiento de Condiciones Básicas y de Garantías para la Renegociación de Adeudos entre las Instituciones Microfinancieras y Deudores en Mora”, conocida como Ley Moratoria.
Para el jurista Oscar Castillo, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, a efectos de agotar el procedimiento de la ley, el Presidente debió sancionarla o vetarla en los quince días siguientes que manda tanto la Constitución como la Ley Orgánica del Poder Legislativo.
“Como no ocurrió ni lo uno ni lo otro, entonces por disposición constitucional señalada en el párrafo 8º del artículo 141 de la Constitución, que es para estos casos, la deberá mandar a publicar el Presidente de la Asamblea Nacional a La Gaceta o a cualquier medio de comunicación social escrito”, explicó en términos jurídicos Castillo.

Se congració con todos
Sin embargo, agregó que “desde el punto de vista político, Ortega no quiso quemarse en este asunto, pues fue él quien precisamente levantó a los no pago”.
“Siento que se le escapó de las manos este asunto en su bancada (el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN) y no la vetó, pues no quiso quedar mal ni con los banqueros ni con los ‘no pago’, dejándole la responsabilidad a la Asamblea Nacional. Al final se congració con los banqueros, con los ‘no pago’ y con el Fondo Monetario Internacional, FMI, por su silencio”, agregó Castillo.
Según el jurista, la ley entrará en vigor una vez que aparezca en La Gaceta, “pues tengo entendido que la Secretaría de la Asamblea ya procedió”.
Esta explicación indica que si no hay reglamentación, la ley podría quedar sin aplicación. Conforme con el procedimiento, el Presidente de la República debería elaborar el respectivo reglamento.