Política

Luis Ángel Montenegro promete auditorias de Rivas y de Ortega


Ramón H. Potosme

El contralor Luis Ángel Montenegro, quien pese al vencimiento de su período se sostiene en su cargo, aseguró que para el mes de marzo o abril tendrán los resultados de las auditorías a las declaraciones de probidad de cuatro mil 500 funcionarios de todos los poderes del Estado. Ahí incluirían las declaraciones de probidad del Presidente de la República, Daniel Ortega, y del presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas.
Montenegro aseguró tener las credenciales para ser reelecto como contralor, y que pese a que no se divulga, según él, han hecho investigaciones a varias instituciones estatales pero que no se publican, porque la Ley establece que deben ser notificadas las partes.
Auditorías no se publican
“La Ley 181 establece que las resoluciones sólo pueden hacerse públicas una vez que se notifican las partes. Hemos sacado un montón de resoluciones con responsabilidades civiles y penales que hemos notificado a funcionarios de este gobierno. Que otros utilizan los medios de comunicación y permanentemente dan información sobre esa naturaleza, es una cosa; y otra que nosotros apañemos”, aseguró Montenegro.
Según el funcionario, no se le da importancia a las auditorías que ordenaron al Consejo Supremo Electoral, CSE, y al Seguro Social, que están estrechamente relacionadas, pero no dio detalles. Además, resaltó la auditoría aplicada a Petronic, y la misma que se hizo al Instituto Nacional Tecnológico, Inatec.
El caso Inatec
En ese sentido, confirmó que en esta entidad no han sido reportados con claridad cerca de 39 millones de córdobas, por lo que orientaron una auditoria especial para determinar responsabilidades.
“Esto es porque tenemos dudas de que la documentación soporte las operaciones, o no están debidamente documentada o los soportes no se justifican. Hay operaciones incorrectas, contablemente realizaron operaciones impropias de las normas de auditoria gubernamental y no reportaron a la Asamblea Nacional los recursos extraordinarios”, afirmó Montenegro.
Acata decreto presidencial
Por otra parte, Montenegro funge en un cargo cuyo período de cinco años, establecido por la Constitución, ya venció. Según Montenegro, no está fuera de la ley al ampararse en el decreto 03-2010 del presidente Ortega, que manda a los funcionarios sostenerse en sus cargos hasta que las nuevas autoridades sean electas por el Parlamento.
“Tienen la misma fuerza de ley todas las resoluciones que emanen de la Contraloría General de la Republica. Aquellos que digan que el decreto no es válido, pueden recurrir a las instituciones que correspondan”, afirmó.