Política

Políticos del Pacífico sólo llegan al Caribe a bailar


Leonor Alvarez

La directora ejecutiva del Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos de la Costa Atlántica, Cedehca, Miriam Hooker, considera que los partidos políticos del Pacífico de Nicaragua no abonan nada nuevo, ni resuelven la necesidad del pueblo costeño. Opina que durante la campaña electoral los dirigentes políticos sólo llegan un día a las principales ciudades del Caribe “a tomarse fotos bailando con las costeñas, pero que ni siquiera saben el significado de demarcación territorial”, un tema muy sensible para los indígenas.
En esta entrevista, Hooker también denuncia que no se está dando candidaturas potenciales a los indígenas y a las mujeres, asimismo, la participación de los jóvenes es nula. Y, por otra parte, minimiza las denuncias en torno a la entrega de las cédulas de identidad sólo a los simpatizantes sandinistas.

Aquí en Managua hay un sin número de denuncias contra el Consejo Supremo Electoral y lo señalan de estar gestando un fraude a través de la entrega de cédulas solo a simpatizantes del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN. ¿Ustedes qué han observado?
En la RAAN es donde hemos estado monitoreando algunas de esas denuncias, pero hemos encontrado que hay 12 mil cédulas nuevas que se han emitido y esa es una cantidad muy alta. Esas cédulas ya están distribuidas, yo diría que casi el 90 por ciento ya está distribuido en la RAAN.

¿Las denuncias entonces son falsas?
No solamente en esta elección, en casi todas las elecciones se hacen esas denuncias y depende del partido que está en el gobierno. Cuando los liberales estaban en el poder, los sandinistas decían que los liberales manipulaban el sistema de cedulación y ahora que los sandinistas están en el poder, los liberales dicen eso de los sandinistas.

Pero en base a los hechos, ¿hay o no hay irregularidades según el seguimiento que ustedes han realizado como organismo de observación?
Pienso que sí existen irregularidades en ese sentido, pero son muy difíciles de corroborar, principalmente porque todo mundo tiene derecho a tener su cédula. Lo que sí creo que el problema de la cedulación no es un problema de elección, sino que es un problema de un sistema electoral poco moderno y que tiene una Ley Electoral que crea demasiados vacíos y que permite que se de ese tipo de irregularidades.

¿Qué propone en ese sentido?
Necesitamos tener un sistema de registro de nacimiento, un sistema de cedulación mucho más ágil y más moderno, y que pueda darse incluso en los territorios. Eso crea demasiados obstáculos, eso no facilita un proceso más transparente para la cedulación.

Pero entonces, ¿no cree que haya aquí una manipulación real del partido de gobierno en el caso de la cedulación, como lo han denunciado no sólo el partido liberal, sino otros organismos y los mismos ciudadanos?
Bueno, por eso yo le digo que las denuncias han ido de un lado a otro; yo creo que se haría mucho más difícil si tuviéramos una Ley Electoral que no permitiera ese tipo de vacíos en el proceso de cedulación y en el sistema de registro de nacimientos.

¿Cuáles son esos vacíos?
Tenemos un sistema de registro de nacimiento, por ejemplo para la Costa Caribe, que si alguien vive en Río Grande el tener que venir a inscribirse significa no sé cuántos días, no hay agilidad en el proceso, todavía la documentación se escribe a mano. Managua es la única a nivel central que lo puede tramitar, entonces, en todo ese movimiento cualquier cosa puede suceder.

¿Usted descarta que las irregularidades en cedulación sean causadas por el partido de gobierno?
Yo digo que la deficiencia del sistema puede dar lugar a ese tipo de irregularidades (…) por ejemplo los cambios de domicilio en municipios fronterizos, ese tipo de cosa se pudieran evitar si tuviéramos un sistema electoral mucho más eficiente y efectivo.

¿Hay desconfianza del Consejo Supremo Electoral en la Costa?
Yo creo que hay en la Costa Caribe desconfianza en el Consejo Supremo Electoral sobre cómo va a manejar el proceso electoral, por todo lo que ha sucedido anteriormente. Yo me atrevería a decir que hay una polarización política, pero no hay que trasladar exactamente lo que pasa en el Pacífico al Caribe, porque a veces la participación no se mide únicamente por los partidos políticos; también incluye distintos sectores de la población indígena y de gente mestiza que cree que está participando, pero no se sienten representados en la oferta que están dando los partidos políticos, por ejemplo, lo que expresan los partidos de ancianos.

¿Cómo interpreta la situación reciente en la que el PLC acusó al CSE de querer “inhibirle” a 25 candidatos?
Fue una situación innecesaria, porque ya estaban en campaña, ya había pasado el tiempo. Se creó una situación que no era necesario crearla. Yo creo que fue un buen momento del PLC porque hubo muchísimo apoyo de la población, no sólo entre sus partidarios, para el PLC fue bueno en cuanto a su propia proyección, pero fue una situación innecesaria.

¿Los partidos políticos han enfocado sus campañas en las necesidades de la población después del Huracán Félix?
Los partidos muy pocos y hasta me atrevería a decir que casi ninguno de los candidatos(as) propuestos por los distintos partidos tienen un programa político para ofrecer a la población, y esa es una de las grandes dificultades que también tiene el proceso electoral. No hay programa político y lo único que llegan hacer, por ejemplo la semana pasada, que vimos a Eduardo Montealegre con María Eugenia Sequeira, a Arnoldo Alemán, a Guillermo Osorno, de Camino Cristiano, es repartir comida o camisetas en época de elección, pero no hablan de cómo van hacer avanzar este proceso de autonomía, no tienen ningún conocimiento del régimen de autonomía, ni qué significa este para la población costeña.
Entonces, sólo tratan de trasladar lo que hacen los partidos políticos en el Pacífico, que no es muy bueno, hacia la región costeña, sin tomar en cuenta las necesidades culturales, ni las tradiciones ni los componentes importantes del proceso autonómico.

¿Qué debería ser importante para los candidatos en estas elecciones?
En estas elecciones se debería hablar de cómo se va implementar este nuevo Sistema Educativo Autonómico Regional, SEAR, que se ha aprobado y que esta integrado en la Ley General de Ecuación. O sea, en estas elecciones regionales el SEAR debería de ser un eje importante de las propuestas de los candidatos, pero no se está abordando, ni la demarcación, ni la pobreza después del Félix.
Muy pocos candidatos saben qué son las demarcaciones (territoriales) y para los indígenas eso es un tema candente, pero los candidatos no lo toman en cuenta.

¿Entonces qué llegan a hacer los candidatos del Pacífico a la Costa?
Sólo llegan a bailar Palo de Mayo y hacer marchas con nuestra gente en los carnavales y después se van, llegan en la mañana y se van por la tarde.

¿Cómo interpreta esa actitud de los políticos del Pacífico?
Para mí es también todo el problema del prejuicio racial. Las fotos que más salen en los periódicos es cuando una negra le sale poniendo la pierna a Eduardo Montealegre, eso es discriminación racial y eso no está bien.

Acreditación para observar debe ser con anticipación
Según las valoraciones de la presidenta de Cedehca, las elecciones regionales de este año carecen de equidad de género, porque no les dan oportunidad a las mujeres. Manifiesta igualmente que tampoco se ubica a los indígenas y afro-descendientes en posiciones ganadoras.

Como red observadora le han dado seguimiento al proceso electoral. De acuerdo con su observación, ¿qué hay de relevante o particular en el proceso previo a la votación?
Hemos estado en las distintas aperturas de campaña, incluso hemos tenido reuniones con los distintos partidos políticos. Tuvimos una reunión con candidatos que son afro-descendientes y ahora en esta semana se esta haciendo con los candidatos que son indígenas de los distintos partidos políticos.

¿Por qué les interesa saber la cantidad de candidatos por tipo étnico?
Para tener la posibilidad de saber cuántos candidatos o candidatas, que son indígenas o afro-descendientes, están en posiciones ganadoras y pudieran ser elegidos.

¿Qué han encontrado en ese sentido?
Lo que más está sobresaliendo es que hay más candidatos indígenas y afro-descendientes en estas elecciones, propuestos por los partidos políticos, pero la mayoría no está en posiciones ganadoras. Únicamente en aquellas circunscripciones donde hay que poner un candidato(a) afro-descendiente o mestizo allí sí están propuestos, pero para otras circunscripciones donde está abierto, puede ser que haya, pero están en el tercer lugar y entonces puede ser que sólo gane una persona de las tres que están propuestas por cada circunscripción, pero no va ser ni la segunda ni la tercer persona.

¿Qué pasa con las candidatas mujeres?
Ese es otro aspecto que hemos estado valorando: hay menos candidatas mujeres propuestas en posiciones ganadores. En las elecciones pasadas el Consejo Regional del Sur tenía 11 mujeres que fueron electas y en el norte creo que eran cinco o siete. Ahora hay mucho menos, incluso hay candidatas mujeres que nosotros estamos valorando que puedan tener posibilidades, puede ser que sólo sean cuatro o cinco mujeres y eso no abona a la equidad de género, sobre todo porque los consejos regionales habían discutido la alternabilidad en el poder de hombres y mujeres.

¿En relación con los jóvenes…?
Hay muy poca participación y representación política de los jóvenes en estas elecciones. Como resultado vamos a encontrarnos que en estas elecciones no va haber jóvenes que sean electos como miembros de los Consejos Regionales.

¿Por qué pasa esto de la ausencia de jóvenes? ¿Por apatía?, o, ¿por qué no los propone el partido?
Yo creo que hay de las dos. Una es que los partidos políticos no están promoviendo el relevo generacional, entonces la juventud costeña ve con apatía y menos confianza e interés el proceso electoral. Y el hecho también de que ningún partido político está respetando o tomando en cuenta la cuota joven y por esa razón los jóvenes participan menos.
Tampoco los partidos políticos están en sus programas de gobierno promoviendo la participación juvenil.

Cedehca es un organismo de observación internacional, ¿ya solicitaron su acreditación?
A la fecha todavía no tenemos autorización formal del Consejo Supremo Electoral para ser observadores. Hicimos la solicitud antes de 21 de enero. Estamos a la espera de esa autorización.

Siempre que se les pregunta a los magistrados si van autorizar observadores electorales nacionales, ellos contestan que la acreditación se puede dar incluso un día antes, ¿qué implica eso para ustedes?
Las elecciones regionales en la Costa Caribe, con sólo ver un mapa de Nicaragua uno puede darse cuenta de que es un territorio muy grande y los accesos no son muy fáciles.

¿Es decir que lo mejor sería que informaran con anticipación si dan o no la acreditación?
Sí, porque aunque nosotros tenemos nuestra red de observadores que están ubicados en los territorios, siempre hay que movilizarse más cerca de la gente, porque la juntas receptoras de votos no necesariamente estarán en el lugar donde vive y eso va implicar transporte acuático, el uso de bestias y a veces hasta uno o dos días de camino.

¿Cree que le vayan a dar la acreditación?
Tenemos todas las esperanzas de que nos vayan a dar la acreditación, estamos preparados para eso, la hemos solicitado con suficiente antelación y en otras ocasiones nos han dado suficiente tiempo para poder prepararnos para hacer la observación.

¿Cuánto tiempo más podrían esperar la acreditación?
Estamos esperando que para esta semana ya nos den la acreditación para meternos más de lleno en la observación electoral. Allí estamos a horita.

¿Cómo interpretan el hecho de que se le niegue la acreditación a Ética y Transparencia, y los atrasos del CSE para dar las acreditaciones?
Nosotros lamentaríamos muchísimo si no nos permiten participar. En las elecciones municipales del Atlántico Sur, que fueron junto con las elecciones del resto del país, allí no nos acreditaron, únicamente cuando se dio la elección en el Atlántico Norte en enero 2009 y ahora en 2010 estamos esperando. Nosotros somos una organización que ha hecho observación electoral desde 1996, en todos los distintos proceso electorales, entonces esperamos ser acreditados.