Política

Quiñónez muy amable con ALN

* Niega, sin embargo, estar en planes de llevarse los 10 diputados que necesita ALN para pactar cargos con el Frente Sandinista

Leyla Jarquín

El descontento del diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Enrique Quiñónez, con el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, es evidente, y aún no desestima que ese partido político pacte bilateralmente con el Frente Sandinista la elección de los 25 funcionarios públicos.
Aunque ayer se reunió con los diputados de la BDN, Eduardo Montealegre y Allan Rivera, para acordar acciones, Quiñónez arremetió contra el PLC, pues lo acusa de estar excluyendo a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, de las negociaciones que se quieren lograr con el partido de gobierno.
“El PLC excluye a ALN porque dice que pueden nombrar a personas que puedan hacerle el juego al Frente Sandinista, y yo he visto los candidatos de ALN y son intachables, entonces yo creo que no es el PLC o Arnoldo Alemán el llamado para descalificar a nadie, porque si de eso se tratara, quienes ha pactado con el Frente Sandinista son sus funcionarios en las instituciones”, señaló el diputado.

¿Abogado de ALN?
En efecto, el PLC excluyó a ALN de dichas negociaciones, luego de que sus diputados negaron a última hora su respaldo a la Ley de Amnistía que favorecería Arnoldo Alemán y a Eduardo Montealegre.
Ante eso, Quiñónez hizo un llamado “al consenso y la armonía de todas las fuerzas liberales, incluyendo a ALN”, pero dejó entrever que el compromiso del PLC en esa unidad no es seguro.
“Nos vamos a asegurar de eso”, expresó, cuando se le preguntó si confía en que el PLC se mantendrá al lado de la BDN y de la ALN para negociar con el partido de gobierno; sin embargo, agregó que “si el Frente Sandinista se amarra con el PLC como lo han hecho en el pasado, entonces aquí no hay nada que hacer, solo ver cómo nombran en la Asamblea Nacional”.
Aun así, aseguró que no existe la posibilidad de que él se una a algunos diputados del ese partido, de su bancada y con los de la ALN para negociar bilateralmente con el Frente Sandinista la elección de los 25 funcionarios públicos.
Negó, además, rencillas con su compañero de bancada, Eduardo Montealegre. “Con Eduardo no hemos tenido diferencias, quizá la voz mía es muy alta y la de Eduardo es más baja, pero al final las posiciones son las mismas”, manifestó.
Por su lado, Montealegre maneja un tono más dócil respecto al PLC, pero advirtió que no se someterán a nadie y que le han dado un voto de confianza a Alemán.