Política

La Nación llama mentiroso a Tomás Borge

* “… es un ejercicio vano pedirle sustentar su falaz afirmación con citas de ley”

Matilde Córdoba

El diario La Nación de Costa Rica respondió en su editorial de ayer a los señalamientos que le hizo el comandante Tomás Borge, cuando defendió públicamente las irregularidades de la misión diplomática de Nicaragua en ese país. “Borge falta a la verdad y es un ejercicio vano pedirle sustentar su falaz afirmación con citas de ley”, sostiene La Nación, que rebatió punto por punto las críticas del actual embajador en Perú.
“El diplomático está confundido. La Nación guarda el mayor respeto y afecto por el país vecino, es defensora de los inmigrantes nicaragüenses en Costa Rica y desea para la patria de Darío un gobierno digno, en el marco de las instituciones democráticas”, dice el editorial.
De inmediato agrega: “Es cierto, sin embargo, que este diario nunca ha sido afecto al presidente Daniel Ortega y su camarilla. Las razones abundan y es ocioso enumerarlas. Lo importante es aclarar la confusión del Embajador, tan propia de mentalidades totalitarias, incapaces de distinguir entre sus personas, el Estado y el país”.

Los hechos
En entrevista a un diario de circulación nacional, Borge acusó a La Nación de publicar informaciones críticas a la misión diplomática nicaragüense en Costa Rica, porque “lo que interesa es decir cosas que hagan daño al Gobierno de Nicaragua”.
A finales del año pasado, La Nación publicó que tres vehículos de lujo de la embajada nicaragüense en Costa Rica eran usados por personas ajenas a la misión diplomática, en este caso, el hijo del magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, quien es hermano del embajador en ese país.

Grave para un nicaragüense
“El Embajador intenta desviar la atención de los nicaragüenses para relegar a un segundo plano las denuncias de La Nación sobre irregularidades de indudable impacto en la política interna de su país”, dice el rotativo, refiriéndose también a las publicaciones que indican que los hijos del presidente Daniel Ortega viven en la mansión que Roberto Rivas tiene en Costa Rica.
“Esa intimidad entre el gobernante y la máxima autoridad electoral resultaría inconveniente aunque ambos estuvieran libres de cuestionamientos por el fraude en las elecciones municipales de 2008, pero las dudas nacidas de aquel proceso agigantan la relevancia de la cercanía familiar de los Ortega y los Rivas”, sostiene.
El rotativo califica a Borge como una persona “tan locuaz a la hora de fabular conspiraciones”, y agrega que “cae en sospechoso silencio cuando se le pide explicar el extraño maridaje entre el Presidente y la máxima autoridad electoral”.