Política

“Unidad costeña es su prioridad

* Candidatos se detienen a examinar a las autoridades actuales con sentido crítico * Partidos nacionales deberían dejar que los autóctonos decidan

Ramón H. Potosme

Enviado especial
Caribe Sur
Elfrida Hebberth luce cansada, un viernes por la tarde cuando el sol caribeño se fue y dejó su calor para el resto de la noche. Ella y sus compañeros de campaña, pues, se reúnen para escuchar una radio comunitaria. Probablemente el día siguiente, en fin de semana, será duro.
Ella es la candidata de Yatama, y su rutina no es muy diferente a la de los demás contendientes en la circunscripción 8 de Laguna de Perlas, uno de los municipios con mayor presencia de indígenas y afrodescendientes en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.
Tras hablar con los candidatos de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN; del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, como si fuesen uno solo, plantean como principal reto trabajar unidos en ese nuevo Consejo que resulte de los comicios del siete de marzo próximo.

Unidos que los recursos se agotan
Sus preocupaciones no son infundadas, todos señalan que el Consejo saliente perdió cohesión, que su trabajo no procuró el fortalecimiento del autogobierno y que la región terminó supeditada a las decisiones tomadas desde el Pacífico o en la inercia total.
Evert, en consonancia con el discurso de Yatama, levantó el tema de la autonomía con ahínco. Ella considera que los partidos nacionales como el PLC, el FSLN o la ALN no tienen ninguna función que jugar en la Costa, y que deberían permitir que sean los mismos costeños quienes elijan con sus fuerzas regionales y hacer gobierno de forma unificada. Según ella, el reto será la unidad, pues disgregados no habrá oportunidad de crecer en un contexto donde los recursos naturales se agotan

Olvidar partidismo después de elecciones
Antonni Roy Patterson es el candidato del PLC, y también luce cansado, pues el día anterior tuvo que organizar la llegada de políticos de Managua. Él plantea que la forma de conseguir la autonomía es mediante la coordinación de todos los costeños, tanto del Norte como del Sur, y dejar el pleito de oficinas, olvidar las diferencias del pasado y el partidismo para trabajar en un plan conjunto.
Por su parte, Wilder Wilson, encargado de comunicación del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en la RAAS, amablemente nos recibe en la secretaría regional de ese partido. Él plantea que deben cambiar el sistema inoperante del Consejo Regional, que además de inestable, según él, ha funcionado como banco de préstamos a los consejeros liberales que dominan ese órgano.

Las lecciones del Consejo Regional saliente
Las críticas no sólo provienen de los sandinistas como opositores en la zona. La candidata del PLC en la circunscripción siete, ubicada en el municipio de Kukra Hill, Mirna Villalta, coincide en que será un reto mejorar la imagen del Consejo, que ha sido protagonista de diferencias e irregularidades a lo largo de su mandato.
“Hay que trabajar en conjunto y cambiar esa mala imagen de que los representantes se venden por razones políticas o por concesiones que pueden afectar a la región. Hay pleitos internos porque siempre se aspira a más poder, olvidándose de la gente que los está necesitando”, señaló Villalta, también ex alcaldesa de Kukra Hill.
El 10 de mayo de 2009, las diferencias fueron tales, que 27 consejeros removieron de su cargo a la gobernadora Yadira Flores y a los directivos del Consejo Regional.

“Los costeños nos debemos a los costeños”
El alcalde de Bluefields, Harold Bacon, explica que el tema primordial de los costeños es fortalecer el proceso de autonomía, proponer a la gente que los costeños se deben a ellos mismos, y reforzar la identidad cultural de las comunidades indígenas, afrodescendientes, y de la etnia mestiza.
Según él, la autonomía también es en el ámbito económico, es decir, señalar propuestas que consigan la autosostenibilidad a la que todo pueblo aspira. Todo ello bajo una condición básica: un Consejo Regional que funcione mejor que el saliente. Según él, el fraccionamiento evidenció también la división en el pueblo nicaragüense. Recomendó a los candidatos documentarse, leer y apoyarse de los instrumentos de la autonomía para hacer propuestas que satisfagan las necesidades de la región.

FSLN: la autonomía es la revolución
Wilson asegura que el Frente concibe la autonomía como la revolución en la Costa Caribe, lo que significa la entrega de los títulos de las tierras comunales de indígenas y afrodescendientes. La educación en lenguas y el fortalecimiento del modelo de participación comunal. Es decir, que los indígenas sepan que la ley sirve para algo y que se aplican los deseos y aspiraciones de las diferentes etnias que conviven en el Caribe.
En Laguna de Perlas, el alcalde Roberto Cuthbert nos recibe en la Alcaldía, una casa amplia y aparentemente nueva, ahí escuchamos sólo la lengua creole. Claro, era la etnia mayoritaria junto a la miskita. Pero en los últimos años, esa realidad cambió y los mestizos los sobrepasaron. De acuerdo con la ficha técnica del municipio, los mestizos representaban el dos por ciento hace una década, y eso cambio a más del cincuenta por ciento en la actualidad.
Cuthbert señala que el gobierno regional deberá trabajar unido con las diferentes culturas, aprovechando que en la región no hay diferencias por la división en territorios, y que la preocupación por los mestizos se resuelve con la titulación. Pese a ello, expresa que en tierras comunales conviven indígenas con mestizos, estos últimos trabajan la tierra. El edil afirma que en ese compartir de tierras también hay un intercambio de cultura e idiomas.

La etnia mestiza del Caribe
Ello es una realidad evidente, un anciano mestizo en Kukra Hill conversaba con una mujer creole, él preguntaba y explicaba en español, y ella sonreía y hablaba en su lengua. Ambos se entendían. En el Caribe muchos mestizos no hablan inglés creole, pero lo entienden a la perfección.
Por su parte, Wilson considera que el mestizo del Caribe es tan diferente al proveniente del Pacífico en tiempos recientes, que amerita ser un nuevo grupo étnico.
“No es igual un mestizo del Pacífico que del Caribe, algo tenemos de indígenas. Además, un mestizo puede asumir la identidad de una etnia, esa es una de las ventajas de la autonomía. Yo decido a qué etnia pertenezco, ese es un mensaje que puede dar la Costa Caribe al mundo, y es que convivimos diferentes etnias”, señaló Wilson.

Mañana:
* Problemas de la pesca en el Caribe Sur y la propuesta de los candidatos