Política

UE no olvida fraude y demanda transparencia


Leyla Jarquín

El delegado de la Unión Europea para Centroamérica, Mendel Golstein, expresó ayer que mantienen un diálogo con el Gobierno para acordar medidas que aseguren que las próximas elecciones sean transparentes, pues debido a las denuncias de fraude en los comicios municipales de 2008, el Consejo Supremo Electoral perdió credibilidad entre la ciudadanía, y dicho organismo regional decidió suspender la ayuda presupuestaria para Nicaragua.
“Estamos en diálogo crítico con el Gobierno para ver con qué medidas ese problema (falta de credibilidad) se puede resolver en el futuro para asegurar a la ciudadanía nicaragüense elecciones transparentes, equitativas, lo que es un factor clave en toda democracia”, dijo Goldstein.

Es a los nicaragüenses a quienes les interesa
Aunque aclaró que a la UE no le corresponde proponer candidatos para cargos públicos, el delegado señaló que la mayoría de la población nicaragüense espera que se cambie a los magistrados del Poder Electoral.
Goldstein dijo que en septiembre de 2010 desembolsaron 10 millones de dólares, pero advirtió que el desembolso del resto dependerá del avance del país en los temas de gobernabilidad, como el de las elecciones.