Política

Crisis favorecen a Ortega


Leonor Alvarez

El abogado y académico, doctor Oscar Castillo, avizora una situación crítica en el país creada por el propio Ejecutivo para negociar los cargos que le interesan, afirmó ayer en una presentación sobre sus candidatos idóneos según lo que estipula Constitución Política.
Castillo consideró que el decreto presidencial 504 –que prorroga los períodos de los actuales magistrados, contralores y otros cargos que están quedando vacantes-- fue el detonante de una crisis institucional que tiene el objetivo de mantener el “statu quo” de las negociaciones entre el presidente Daniel Ortega y ex presidente Arnoldo Alemán.
Agregó que esta situación se viene a agravar con los casos de corrupción reabiertos contra el ex presidente Arnoldo Alemán, e inmediatamente la solicitud de una amnistía para remediar lo anterior, ha creado una parálisis en la Asamblea Nacional.
Crisis favorece a Ortega
A criterio de Castillo, esta crisis política favorece las pretensiones del presidente Ortega, para presionar a Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, a que reanude las negociaciones políticas.
En ese sentido, Castillo afirmó categóricamente que el tema de la amnistía no tiene una solución jurídica, sino política, y “sólo de manera política se podrá solucionar este caso”, insiste el académico en Derecho.

No ve inquietud del PLC
Por otra parte, el abogado considera que en esta crisis no percibe “gran inquietud” del PLC; hace énfasis en una oposición débil y opina que la sociedad civil todavía no juega un papel preponderante que pueda hacer cambiar el rumbo de las negociaciones en la Asamblea.
Aun así, Castillo tiene la esperanza de que la crisis institucional se pueda resolver con el consenso de todos los sectores del país, cuando realmente ya no haya otro remedio que controle las reacciones de una ciudadanía molesta por las evidentes negociaciones debajo de la mesa.
Castillo estuvo acompañado en esta ocasión por el especialista en temas constitucionales, Cairo Manuel López. Ambos coincidieron en que lo ideal en la elección de nuevos funcionarios, sería tomar en cuenta las propuestas de académicos universitarios, la sociedad civil, los partidos opositores y del propio partido de gobierno.

Organismos ceden: “Por lo menos cambien magistrados”
La compleja situación política actual y las pocas opciones de llegar a un consenso en la elección de nuevos funcionarios, ha logrado flexibilizar la posición de los miembros del Grupo Promotor de las Reformas Electorales, GPRE, quienes ahora se conformarían conque “por lo menos” se cambie a todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, “aunque la elección de los nuevos sea por cuotas de poder”.
Leana Bello Conde y José Francisco Somarriba, miembros del GPRE, revelaron ayer las impresiones obtenidas de una reunión con los miembros de la comisión especial de nombramientos en la Asamblea Nacional.
Ambos relataron que en ese encuentro los diputados miembros coincidieron en decir que no reelegirán a los magistrados del CSE. Para Bello y Somarriba esto ya es “algo” positivo.
Pero, por otra parte, también se encontraron conque nada se puede hacer si no tienen los 56 votos, lo cual los obliga a negociar los cargos.
En un pronunciamiento oficial sobre esta situación, los miembros del GPRE admiten su preocupación por la incertidumbre política que vive el país, principalmente, porque saben que una situación así en la Asamblea Nacional, paraliza el curso de las leyes que se tienen que aprobar en beneficio de la sociedad en general.