Política

Diplomáticos escuchan a gobierno sobre amnistía

* Una reunión informativa como parte del proceso de “denuncia”

Matilde Córdoba

La Cancillería convocó ayer al cuerpo diplomático para explicarles sobre la amnistía que promueven legisladores opositores en la Asamblea Nacional, y que de aprobarse beneficiaría a funcionarios de los tres gobiernos anteriores acusados por actos de corrupción. Algunos embajadores, sin embargo, dijeron que escucharán “a las dos partes”.
Contrario a otras ocasiones en las que el canciller Samuel Santos convocó a los embajadores para explicarles iniciativas del gobierno criticadas por la oposición, esta vez la reunión fue pública, transmitida por las radios afines al gobierno, y Santos estuvo acompañado por los diputados sandinistas José Figueroa y Alba Palacios, y por el procurador Hernán Estrada.

Las amnistías de Ortega
Figueroa justificó la aprobación de dos leyes de amnistía poco después de la derrota electoral del FSLN, en 1990, aduciendo que se dio en un período de posguerra y para lograr un proceso de paz.
Dijo que en anteriores ocasiones los opositores intentaron presentar otras iniciativas de amnistía, pero éstas no prosperaron porque con “toda la documentación y evidencia que existía el doctor (Arnoldo) Alemán fue desaforado y enjuiciado”.
Según el procurador Hernán Estrada, de aprobarse, la amnistía beneficiaría a 117 funcionares de los tres gobiernos anteriores, incluidos dos líderes opositores, Eduardo Montealegre y Arnoldo Alemán.
“Ser demócratas es avalar quiebras fraudulentas, hacerse de la vista gorda con todo el saqueo que nos afectó programas de salud y de educación”, dijo Figueroa, mientras algunos embajadores tomaban nota y otros bostezaban.

“Sin comentarios” ni preguntas
La reunión terminó poco después del mediodía, porque durante el período de preguntas y respuestas ninguno de los embajadores participó.
El embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, se mostró anuente a escuchar la otra versión de este caso. “En cualquier democracia los acusados también tienen oportunidad de responder. Hoy día escuchamos la posición, la perspectiva del gobierno, y también vamos a escuchar la posición de los acusados”, dijo Callahan.
El embajador de Noruega, Tom Tyrihjell, coincidió con Callahan en el sentido de que es “importante escuchar a las partes”, pues se requiere de “información suficiente”.
Pero el embajador de Costa Rica, Antonio  Tacsam Lam, señaló que la reunión fue meramente informativa. “Eso no es asunto de Costa Rica, es asunto de Nicaragua”, respondió. cuando un periodista le consultó sobre las consecuencias de la aprobación de la amnistía.