Política

Ortega siembra vallas contra sus opositores

* Diputados FSLN preocupados por iniciativa de oposición y gobierno lanza fuerte campaña

MANAGUA / AFP
El gobierno de Daniel Ortega emprendió este lunes una ofensiva contra las intenciones de la oposición de Nicaragua de aprobar una Ley de Amnistía en favor de 1,500 ex funcionarios acusados de corrupción, que alegan una supuesta falta de parcialidad del Poder Judicial.
La campaña del gobierno abarca desde avisos en los medios de comunicación hasta explicaciones al cuerpo diplomático sobre el alcance del proyecto, que busca perdonar los delitos cometidos en perjuicio del erario entre abril de 1990 y enero de 2007.
“Los diputados serán cómplices (de estos delitos) si se llega a la infeliz decisión de que fuese aprobado” el proyecto en el Congreso, advirtió el procurador general, Hernán Estrada, ante los embajadores convocados este lunes por la Cancillería.

Una respuesta a la apertura de tres juicios
Una comisión del Congreso aprobó el jueves el proyecto presentado hace ocho años por dirigentes liberales en favor de ex funcionarios acusados de lavado de dinero, fraude, malversación de fondos públicos y narcotráfico, entre otros delitos.
Los dirigentes de la oposición liberal relanzaron la iniciativa luego de que la justicia decidió reabrir tres juicios por corrupción contra el líder liberal y ex presidente nicaragüense Arnoldo Alemán, en dos de los cuales alegan que ya había sido eximido.
Los líderes liberales que apoyaban a Alemán presentaron el proyecto de amnistía luego de que el entonces presidente Enrique Bolaños (2002-2007), también liberal, comenzara a promover las indagaciones y el juicio a Alemán.
Alemán fue condenado en 2003 a 20 años de cárcel por fraude y lavado de dinero, pero en 2008 el proceso fue sobreseído por un polémico fallo de la Corte Suprema, que supuestamente fue fruto de un acuerdo político entre Ortega y el jefe liberal.

Responden los FSLN
“Tenemos que luchar para que esto no ocurra en la Asamblea Nacional”, dijo el diputado sandinista José Figueroa ante los diplomáticos, que se abstuvieron de hacer comentarios tras recibir las explicaciones.
“Hemos escuchado la posición del gobierno y también vamos a escuchar la de los acusados”, dijo escuetamente el embajador estadounidense Robert Callahan.
La campaña oficial fue reforzada con letreros aparecidos este lunes en calles de Managua con las fotografías de Alemán y Eduardo Montealegre --otro líder liberal acusado de corrupción-- y una encuesta divulgada por el gobierno en la que el 70% de la población se declara contra la amnistía.

La justicia
“La justicia está trabajando a favor de las pretensiones de Ortega”, afirmó el dirigente opositor Eliseo Núñez, del movimiento “Vamos con Eduardo”, que apoya a Montealegre.
“En términos de justicia, el sistema no funciona en Nicaragua, y si funciona es para chantajear. Y en ese sentido, los jueces y magistrados no tienen conciencia propia”, cuestionó el obispo de la ciudad de Granada (sur), Bernardo Hombach.
Ortega “habla con doble moral”, atacó el diputado liberal Wilfredo Navarro, en alusión a la amnistía aprobada en 1990 que perdonó los delitos cometidos durante el gobierno revolucionario sandinista (1979-1990).