Política

Protesta en el corazón del PLC


Ramón H. Potosme

Arnoldo Alemán, ex presidente de la República, con su potente voz quiso llamar la atención, pero ni una cámara televisiva lo acompañaba, y lo que es peor, algunos convencionales que se reunían en la sede del PLC de Vimsa, le daban la espalda. La razón, la curiosidad que despertaban aproximadamente 30 jóvenes que protestaban en las afueras en contra de la reelección del presidente Daniel Ortega.
Los protestantes pertenecen a la Coalición de Jóvenes Nicaragüenses y al Movimiento Pueblo. Este último hizo protestas relámpago en la que guindó muñecos, colgó mantas en contra del gobierno y quemó llantas. Ellos exigen además el rechazo a la reforma tributaria y a las reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial.
Para Alemán el calificativo fue “Judas, el traidor” a quien culparon del fraude electoral de las elecciones municipales de noviembre de 2008, según ellos, por haber entregado la mayoría de las alcaldías al Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
“El que nos hizo el fraude fue él, no queremos reformas y queremos que quiten a Roberto Rivas (presidente del CSE), con estos árbitros no hay seguridad de que no nos vuelvan a robar las elecciones, lo que pedimos es que no vuelvan a pactar”, señaló Leonor Martínez Valverde, de la Coalición de Jóvenes.

La sombra de Marenco: “Busquen los votos en el CEN”
En la protesta se hicieron acompañar de la voz del magistrado Liberal José Marenco Cardenal, quien en una entrevista señaló que los votos los fueran a buscar entre algunos de los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, del PLC, en alusión a que la alta dirigencia de ese partido había amarrado el fraude señalado en los comicios municipales.
“Los jóvenes repudiamos el pacto sucio realizado por Arnoldo Alemán y su socio el dictador Ortega. Señor Arnoldo Alemán, usted será recordado por la historia como un Judas por traicionar al pueblo nicaragüense”, señalan en su comunicado.
Al terminar la protesta, la única cámara que acompañaba a Alemán era la de su equipo de comunicación que le hace su programa televisivo, mientras todo volvía a la normalidad para continuar con los miembros permanentes de la convención que ratificaría a los candidatos de las elecciones regionales autónomas de la Costa Caribe.