Política

No hace falta embajador en EU

* Muchos nicas están regresando a su patria, afirma

Ramón H. Potosme

La posibilidad de que el gobierno del presidente Daniel Ortega no designe a un nuevo embajador en los Estados Unidos tras la renuncia de Arturo Cruz, cobra fuerza, pues según el Cónsul de Nicaragua en Miami, Luis Alberto Martínez Norega, durante los últimos meses la diplomacia de alto nivel ha funcionado muy bien.
Martínez señala que la presencia de un embajador vendría a atrasar la relación bilateral y directa que tienen con el presidente Ortega y el canciller Samuel Santos.
“Como se está manejando la política de Nicaragua y Estados Unidos yo la miro muy bien. Un embajador o algo así, es como atrasar una relación bilateral que tiene que ser directa”, consideró Martínez.
El cónsul considera que tras la renuncia del embajador Cruz, el trabajo se ha hecho bien por lo que no ve razones para que eso cambie. Por su parte, el canciller Samuel Santos quien se encuentra fuera del país dijo fugazmente que no se ha nombrado embajador en ese país, pero no comentó nada más.

Nicas deportados
Por otro lado, el cónsul reveló que mensualmente entre 30 y 40 nicaragüenses ilegales en Estados Unidos siguen siendo deportados sólo en el Estado de la Florida. De los 250 ó 300 mil nicaragüenses en ese Estado, en los últimos meses muchos, según Martínez, han llegado a hacer trámites de menajes de casas para regresar a Nicaragua.
“Estados Unidos brindaba una oportunidad, pero actualmente eso no es así, la gente está perdiendo sus casas y para vivir en desgracia allá prefieren venirse a vivir aquí un poco más cómodos con los rialitos que han reunido. Muchas familias se están viniendo a Nicaragua”, afirmó.
El cónsul asegura que las redadas han continuado normalmente, pese a que muchos emigrantes esperaban cambios con el ascenso al poder de Barack Obama, por lo que todavía esperan la reforma migratoria que aún no llega.