Política

“Acuerdo de San José” aún es base de diálogo

* Procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, se comunica con el depuesto presidente vía telefónica

Leonor Alvarez

En contraposición a lo expresado el lunes por el embajador de Nicaragua ante la Organización Americana, OEA, Denis Moncada Colindres, el presidente depuesto Manuel Zelaya Rosales, interpretó de otra manera sus declaraciones para aclarar que no rechaza los “Acuerdos de San José”, y más bien dijo que quien los rechaza es el gobierno de facto de Roberto Micheletti. También explicó que aunque la mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, no resolvió el problema, esa propuesta sigue siendo una base de diálogo.
El embajador Moncada Colindres dijo el lunes que Zelaya le había expresado vía telefónica al presidente Daniel Ortega su rechazo a los “Acuerdos de San José”.
En ese sentido Zelaya explicó, en una particular conferencia de prensa vía telefónica, donde enmendó de otra manera las declaraciones del embajador nicaragüense Moncada:

Comentarios salieron de Nicaragua
“Esos comentarios que se hicieron ayer (lunes) de parte de varios personeros de Nicaragua, los cuales enfocan el problema de una manera muy real y práctica (manifiestan que) los acuerdos que se plantearon no resolvieron el problema por sí mismo, (pero) son una base de diálogo y lo continuarán siendo como la OEA”, reiteró Zelaya que estuvo en comunicación telefónica desde el celular del Procurador para los Derechos Humanos, Omar Cabezas, quien lo llamó ayer para expresarle su solidaridad.
Zelaya, que se encontraba en compañía de su familia y su consejero espiritual, el padre Tamayo, también dijo que es necesario “escalar esos acuerdos con el fin de obtener, de parte del régimen golpista, una aceptación a esas bases de diálogo que han sido rechazadas y negadas por ellos en forma muy categórica”.

Procurador de Derechos Humanos desea lo peor
Por su parte, el procurador Omar Cabezas que fue el que hizo el enlace con el presidente Zelaya, dijo que la solución al conflicto político de Honduras sería imponer un bloqueo igual al que mantiene Estados Unidos en Cuba.
“Si el presidente Obama o la secretaria de Estado Hilary Clinton llaman a Micheletti y le dicen quedan congeladas todas las cuentas bancarias de los hondureños en Estado Unidos, no pueden aterrizar en nuestro país ningún avión que lleve productos a Honduras o que venga desde Honduras, es decir no aguanta ni 15 minutos Micheletti”, dijo el procurador que también es presidente de la Federación Iberoamericana de Procuradores de Derechos Humanos.