Política

Diálogo liberal de recriminaciones


Ramón H. Potosme

Los diálogos auspiciados por el obispo de Estelí, Abelardo Mata, entre la facción liberal liderada por Eduardo Montealegre y la dirigida por Arnoldo Alemán quedaron en señalamientos mutuos y propuestas de intereses propios muy diferentes uno del otro.
Alemán acusó a Montealegre de “capear el bulto” y de no querer reunirse únicamente con él para resolver las cosas, y de querer establecer un diálogo con condiciones y con un grupo de personas que Alemán rechaza.
Por su parte, Montealegre señala al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y a su presidente honorario Arnoldo Alemán, de torpedear la unidad, previo a las elecciones regionales, y lo llama a que pruebe la voluntad de unidad del PLC al establecer una agenda legislativa común, que incluya además, elegir a magistrados del Consejo Supremo Electoral, de la Corte Suprema de Justicia y funcionarios de otras instituciones de común acuerdo entre los grupos opositores.

El PLC y “los nuevos socios”
Pero ese tema es intocable para Alemán, quien argumenta que ese proceso está establecido en la Constitución y le compete a los diputados ponerse de acuerdo. Además, ha asegurado, sin complejo alguno, que el PLC no está dispuesto a perder sus cuotas de poder. Mientras tanto, intenta desacreditar a Montealegre señalando su unión con la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, que ha votado en el Parlamento junto al Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.
Pero el mismo Alemán procuró una alianza de su partido con quienes ahora ataca. Montealegre, por su parte, responde que es una alianza muy coyuntural y recientemente reveló que dialoga con Carlos García, miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y secretario nacional de ALN, para aprobar la Ley de Nulidad de las elecciones municipales de 2008, señaladas de fraudulentas en 44 alcaldías donde están las principales plazas del país.
Alemán acusó a Montealegre de irse de vacaciones, como observador a las elecciones de Alemania, en vez de quedarse a dialogar por la unidad. “Tira la piedra y esconde la mano… ¡Ay, chavalito!”, señaló Alemán.

Montealegre y la elección de magistrados
Por su parte, Montealegre aseguró que a su regreso, el próximo 29 de septiembre, pueden reunirse personalmente y que su única condición sería evitar la repartición del poder en Nicaragua. Además, señaló su completa desconfianza hacia Alemán porque considera que varía constantemente sus posiciones.
“Las acciones valen más que las palabras, y nuestra posición ha sido firme antes, y va a seguir siendo pacto cero, y el llamado al doctor Alemán, con sinceridad, con humildad, con desprendimiento, apartando los egos, los egoísmos, las ambiciones personales, sentémonos para ver y pensar de verdad en Nicaragua”, afirmó Montealegre.
En tanto, Alemán insiste en que “debe ser a través de elecciones primarias, que el pueblo sea el único que tenga que elegir, no ‘si no me das tal cosa, no me uno’. En todas partes buscan gente afines a los gobiernos (en relación a los magistrados). Para magistrados no podemos ver eso... pero esa gente que prefiere irse a los mares o a Europa, que piensen en Nicaragua primero, la unidad es lo que todos quieren”.