Política

Ortega: “Que se declare abiertamente liberal”


Ary Pantoja

En una nueva escalada de discursos confrontativos, el presidente Daniel Ortega acusó ayer al vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, de asumir posiciones abiertamente políticas a favor del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y con ello, “mata la confianza del pueblo en su labor pastoral”.
Durante un acto de entrega de títulos de propiedad en el barrio Villa Progreso, Ortega fustigó la actitud de Mata, quien ha hecho públicos llamados a las facciones liberales a unirse de cara a las elecciones nacionales del año 2011. El mandatario recordó al también Obispo de la Diócesis de Estelí que los problemas de un partido político los deben resolver quienes militan en ese partido.
“Hay algunos obispos, yo los respeto, de militancia liberal. Si son liberales, sin son PLC, que lo digan tranquilamente y que agarren la militancia del PLC, porque ellos están llamando a la unidad del PLC”, expresó Ortega.
Agregó que “ese Obispo (Mata) no puede pastorear todo el rebaño. Él puede pastorear nada más el rebaño del PLC, por lo tanto es PLC, porque los problemas que se dan en una agrupación política tienen que resolverlos las personas que se encuentran involucradas en esa agrupación política”.
“Yo no veo el papel de un obispo promoviendo la unidad de un partido, porque entonces ese obispo ‘mata’ la confianza del pueblo y ‘mata’ la confianza en su labor pastoral”, reiteró el mandatario nicaragüense.

En defensa de Obando
En contraposición, Ortega defendió el papel del cardenal Miguel Obando y Bravo al frente de la Comisión de Verificación, Paz y Reconciliación, alegando que nunca le ha pedido a Obando que intervenga a favor de la unidad del Frente Sandinista, del cual han sido expulsados varios dirigentes y otros tantos se han retirado por disentir de la manera en que el mandatario dirige dicho partido.
“No hay punto de comparación con su Eminencia porque él fue determinante en vísperas del triunfo de la Revolución para que no hubiese un baño de sangre y no fueran pasado por las armas todos los ex guardias de Somoza”, recordó Ortega en alusión al papel que jugó Obando y Bravo previo al derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle.
“No puede haber confusión alguna sobre cuál ha sido la misión del cardenal Miguel Obando y Bravo, como promotor de la paz en Nicaragua. Cuando él era monseñor y andaba haciendo su labor pastoral, no andaba preguntando si alguien era liberal o si era sandinista”, expresó Ortega.
Recordó la actuación de Obando como mediador entre la guerrilla del Frente Sandinista y el gobierno del dictador Anastasio Somoza en diferentes circunstancias de la insurrección; así como su participación en las negociaciones entre el gobierno y la Contra en los años 80 para terminar con la guerra.
“Nunca le hemos pedido, ni le vamos a pedir a su Eminencia que una al Frente Sandinista”, expresó el mandatario, al rememorar la división del FSLN en tres tendencias durante la insurrección contra Somoza.
Recientemente el papa Benedicto XVI llamó a los sacerdotes a “permanecer apartados de un compromiso personal con la política”, sin embargo, monseñor Abelardo Mata no se siente aludido por el discurso de su Santidad, pese a que él mismo ha confirmado su participación para contribuir a la unidad de los liberales.