Política

Puntualizan objetivos de reforma a ley de tarjetas de crédito

* Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea explica que se está culminando un proceso de amplia consulta

Nery García

Al parecer las reformas a la Ley de Promoción y Ordenamiento del Uso de la Tarjeta de Crédito (ley 515) se encaminan a regular la estructura de costos que cobran los emisores del dinero plástico y darles facultades al órgano regulador para que pueda vigilar de cerca esos valores, según adelantó el diputado presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez.
“Uno de los elementos a revisar es la tasa de interés. Hasta ahora el criterio no ha sido de estar estipulando intereses por ley o por decreto, la tendencia más bien ha sido incidir o intervenir para regular cuáles son los costos que se deben aplicar en las tarjetas de créditos, de qué manera incidir en lo que se le llama tasa de interés”, refirió el parlamentario.
“Las facultades que se le dan a la Superintendencia (de Bancos) no son lo suficientemente fuertes para poder intervenir en revisar de que la construcción de la tasa interés no incluya costos que no debería contener. Por ahí es donde nosotros vamos a darle más facultades a la Superintendencia”, expuso.

Proceso de consulta
Agregó que como parte del proceso de consulta que impulsa la Comisión Económica, los funcionarios de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, Siboif, y de la Dirección de Defensa del Consumidor, DDC, adscrita al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific ya enviaron sus respectivos aportes.
El legislador aclaró que todavía no han terminado y están esperando la propuesta por escrito de las diferentes organizaciones de consumidores.
“Estamos revisando legislación hondureña, costarricense, chilena, argentina y española, porque al menos hasta ahora el estado de opinión ha sido de que el problema medular que se genera es la injusta relación como consecuencia de los contratos de adhesión, que te obligan a firmar en donde toda la estipulación está a favor del emisor de las tarjetas y prácticamente ninguna defienden al consumidor de este servicio financiero particular”, declaró Gutiérrez.
Señaló que es importante crear un proceso por ley en donde el ciudadano se sienta en la confianza de recurrir por la vía administrativa para efectos de presentar sus reclamos, “porque hoy en día no existe un proceso claro desde el punto de vista administrativo, ni existen facultades claras a la Superintendencia”.