Política

Reforma Tributaria debe tener consenso

* PLC dice que propuesta del gobierno es inconstitucional y MRS insiste en que en lugar de la reforma se incorporen los fondos venezolanos al presupuesto

Matilde Córdoba

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri instó al gobierno a no promover una Reforma Tributaria sin el debido consenso.
“(La Reforma Tributaria) tiene que tener consenso, de no tenerlo vos estás apostando a que los sectores afectados vayan en la dirección contraria”, dijo Aguerri ayer a su salida de la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional.
Aguerri expresó su confianza porque la propuesta de reforma del gobierno esté siendo modificada, de modo que la que será aprobada cuente con el consenso debido.
“Es importante que lo que aquí resulte sea potable para todo el país. Todavía tenemos semanas por recorrer para que salga un producto consensuado”, dijo Aguerri. El Cosep ya presentó al Ejecutivo sus consideraciones sobre la reforma fiscal que promueve y que cuya iniciativa de ley debe estar en el Parlamento antes del 15 de octubre.

Para el PLC propuesta es inconstitucional
Ayer los legisladores miembros de la Bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) reiteraron que no votarán a favor de la aprobación de la Reforma Tributaria. Según el jefe de bancada, Ramón González, la propuesta es “inconstitucional” e “ilógica”.
“Muchos dicen que no se le puede llamar reforma. No tiene lógica de acuerdo con la capacidad contributiva”, dijo González, quien argumentó que esa propuesta “está en contra de la Constitución porque no hay capacidad para pagar esos impuestos”
Según González, va contra la Carta Magna porque “se debe analizar capacidad contributiva de los nicaragüenses y debe haber equidad”.
“Tal como está no se puede respaldar”, reiteró González, quien ayer junto con sus demás colegas fue aleccionado sobre este tema por un catedrático universitario.

MRS critica y propone
La bancada del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), por su parte, considera que es inútil una Reforma Tributaria y que se debe incluir en el Presupuesto General de la República unos cien millones de dólares de la cooperación venezolana para cubrir el déficit de dos mil millones de córdobas que el gobierno pretende llenar vía impuestos.
De acuerdo con el MRS, la propuesta no es equitativa porque pretende aplicar un impuesto del 10 por ciento sobre los dividendos a los socios de las grandes empresas -incluyendo a los banqueros-, mientras se triplica el impuesto a los micro y pequeños negocios.
Con la Reforma Tributaria, el gobierno pretende elevar el techo salarial exonerado del IR a 75 mil córdobas anuales (6,250 córdobas mensuales).