Política

VCE en vacas flacas


Ramón H. Potosme

El Movimiento Vamos con Eduardo pasa por una crisis económica debido a la disminución de personas que financian el trabajo político de ese movimiento, según confirmó el diputado Eduardo Montealegre quien asegura que se han visto obligados a recortar gastos.
Según Montealegre cada vez hay menos dinero a disposición y que en todo caso todas las fuerzas políticas opuestas al gobierno del presidente Daniel Ortega, sufren las mismas calamidades. Por otro lado, consideró que en la política nacional no existe la cultura de alimentar una fuerza política cuando no hay campaña, pero que siente que hay problemas previos a las elecciones regionales de la Costa Caribe previstas para el primer domingo de marzo del 2010.

Empresarios presionados por el gobierno
Extraoficialmente allegados a la dirigencia de VCE aseguran que los empresarios que usualmente apoyan a ese movimiento dejaron de aportar; unos, presionados por la crisis económicas y otros por el gobierno. La fuente, además señaló que por el contrario el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, se ha visto oxigenado, según ellos, la evidencia sería la reapertura de radio la Poderosa.
Se conoció que VCE tiene una deuda superior a los 200 mil dólares. En este movimiento la reducción de costos es evidente pues tras los comicios municipales de noviembre del 2008 cambiaron su sede nacional de una amplia casa cerca del complejo de Nejapa y el Siete Sur, a una pequeña casa en residencial Los Robles. Además hubo reducción del personal que labora en esa organización.
“Yo diría que siempre hay menos dinero desafortunadamente. Es normal (que las empresas hayan dejado de aportar) la situación económica está difícil, todos estamos recortando gastos, yo vendí mi casa; nos han apoyado, lo que pasa es que no estamos en campaña”, señaló Montealegre.