Política

MpN se une a cadena mundial contra Chávez


Leonor Alvarez

Los miembros del Movimiento Por Nicaragua, MpN, y otras organismos de la sociedad civil sorprendieron ayer a los transeúntes de la avenida capitalina “Cardenal Miguel Obando”, con un plantón que realizaron sin aviso previo para despistar a los simpatizantes orteguistas que han jurado mantener vigilancia en las calles de Managua, con el objetivo de no permitir las protestas contra el gobierno.
La manifestación se realizó en atención a una convocatoria mundial para decirle “no a las intenciones injerencistas del presidente venezolano Hugo Chávez”, pues se reporta que manifestantes marcharon pacíficamente en cerca de 20 ciudades colombianas. También hubo concentraciones en Nueva York, Madrid, París, Bruselas, Hamburgo, Toronto e incluso Caracas.

Coalición de jóvenes en Facebook
Cabe destacar que la logística de la protesta fue organizada por la Coalición de Jóvenes de Nicaragua, que estuvo pendiente de la convocatoria mundial que se hizo a través del sitio de redes sociales en internet conocida como Facebook.
En el pronunciamiento, en solidaridad con el pueblo venezolano, se repudia al régimen de presidente Hugo Chávez.
“Justamente porque en Nicaragua somos víctimas de idénticas políticas de parte del gobierno de Daniel Ortega, donde se repite (...) la demagogia del orteguismo chavista, es que sentimos en carne propia las violaciones a los derechos humanos de que son objeto los venezolanos”, indica el manifiesto.

Infiltrados del orteguismo
El MpN no avisó con anticipación que iba a respaldar la cadena mundial de protestas para evitar que los orteguistas prepararan una estrategia que los neutralizara. Sin embargo, los ciudadanos que participaron en la manifestación comentaron que han estado depurando a integrantes infiltrados en los organismos civiles, que actuaban como espías del orteguismo para avisar cuándo y dónde iban a marchar.
Los manifestantes se reunieron a las doce del medio día. Al inicio de la protesta había una latente expectativa de que llegarían los simpatizantes orteguistas a fustigar la manifestación como ya lo han hecho en otras ocasiones, pero al final todo transcurrió con normalidad y lo único que flageló a los ciudadanos fue el ardiente sol.

Tránsito vehicular respalda protesta
Eduardo Montealegre se presentó al plantón a saludar a los protestantes que constantemente eran saludados por los conductores que transitaban por la avenida haciendo sonar sus bocinas.
El coordinador político del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Edmundo Jarquín, también llegó al plantón para solidarizarse con los manifestantes. Jarquín expresó que Chávez estimula la corrupción en Nicaragua y para dar un ejemplo mencionó el caso del “Seminalazo”, publicado por EL NUEVO DIARIO.

Una pancarta controversial
Un elemento controversial en el plantón fue una pancarta que decía: “Viva la paz, la democracia y Micheletti”. El ciudadano que sostenía la cartulina, don Carlos Morales, opina que el golpe militar en Honduras se ejecutó en defensa de la democracia, pero al final tuvo que cambiar su pancarta porque había captado la atención y la crítica de los medios de comunicación.

Cultivando esperanzas en las reformas electorales

Cultivando la esperanza de que algún día los gobernados sean quienes decidan el destino de la nación y las leyes e instituciones obedezcan los intereses comunes, los organismos de oposición al gobierno siguen renovando esfuerzos para mantener la demanda de destituir a todo el aparato directivo del Consejo Supremo Electoral, CSE, en aras de restablecer la confianza de ese Poder del Estado.
Para aportar a ese objetivo las organizaciones miembros del Grupo Promotor de las Reformas a la Ley Electoral, GPRE, presentaron a estudiantes de la Universidad Americana, UAM, la propuesta para restablecer la confianza en el sistema electoral.

Destituir a los magistrados
En la presentación de esta propuesta uno de los panelista, el doctor Juan Ramón Avilés, del Movimiento por Nicaragua, MPN, adelantó que este organismo está recolectando 5 mil firmas para introducir una iniciativa de ley que permita la destitución de los actuales magistrados del CSE.