Política

Morales confía en destrabe de ayuda de los europeos

* Dijo que no cree que haya abiertamente injerencismo, pero que algunos se han extralimitado en el pasado y desearían seguir haciéndolo

Mientras la delegación de la Unión Europea, UE, llegó ayer al país, el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, considera que el organismo regional destrabará la ayuda para el apoyo presupuestario, ya que --según él-- los europeos van a actuar con pragmatismo y sensibilidad.
Ayer por la tarde llegó al país el director general adjunto de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Stefano Sannino, quien preside una delegación de alto nivel con la que el gobierno reanudará las pláticas sobre la ayuda presupuestaria suspendida tras los resultados de las elecciones municipales de noviembre de 2008.
Morales Carazo contrastó un poco las afirmaciones que hiciera la secretaria del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, quien aseguró que el país es objeto de un bloqueo de los imperios norteamericano y europeo.
Las opiniones las externó el vicemandatario después de instalar en el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en representación del presidente Daniel Ortega, la Comisión Interinstitucional Facilitadora del Comercio.
“Yo soy optimista. Esperemos que la UE actúe con pragmatismo y en base a realidades, para que el pueblo de Nicaragua no siga siendo severamente afectado”, expresó.
Morales no cree que “haya abiertamente injerencismo”, sin embargo, considera que “algunos representantes diplomáticos se han extralimitado en el pasado, y desearían seguir haciéndolo en el presente, aunque cada vez menos; (pero) mediante el diálogo se pueden resolver muchas cosas sin llegar a medidas extremas”.
“En esta situación hay un papel que juegan la dos partes; tanto el que recibe la ayuda como el que la otorga. Ésta es una cuestión de doble vía, ellos tienen ciertos propósitos de cooperación solidaria, humanitaria, de apoyo y respaldo, y nosotros recibimos toda la cooperación siempre que sea en un plano de dignidad y de respeto. Si es así, es bien recibida y agradecida”, apuntó.
La UE forma parte del grupo de donantes que ayudaba anualmente a Nicaragua a financiar el Presupuesto General de la República, con unos 100 millones de dólares, de los cuales 60 millones fueron congelados tras los comicios municipales de noviembre pasado, por supuestas irregularidades.
La delegación terminará su misión mañana y está previsto que las reuniones sean a puerta cerrada.