Política

Crisis salpicará 2008


El año acaba en tan sólo un día y a pesar de ello, la crisis en el clima político parece continuar en 2008 ¿Cuándo concluirá el capítulo arañoso de los Cenis, la Ley de Amnistía, las guerras entre tribunales y la instauración ilegal de los CPC? El diputado del Bloque contra la dictadura José Pallais dijo que todo depende del gobierno.
Una Asamblea Nacional que en año nuevo luzca menos conflictiva parece mucho pedir, el recién formado Bloque contra la dictadura ha planificado sus prioridades en la siguiente legislatura, entre las que sobresalen la propuesta de reforma para “limpiar” el poder judicial, el proyecto de Ley de Amnistía, así como las modificaciones al Presupuesto General de la República propuesto por el presidente Ortega.

Amnistía para “perseguidos”
El Proyecto de Amnistía continuará el año que viene, de acuerdo con el diputado liberal, siempre con el objetivo de beneficiar a aquellos políticos que “son víctimas de persecución, sobre todo con la existencia de un poder judicial corrupto”. Para Pallais dicha corrupción visible desde la guerra entre salas del TAM que mantiene a Arnoldo Alemán bajo el régimen de arresto domiciliar.
Pallais también confirmó que con la reciente solicitud de la Fiscalía General de la República para levantar el sigilo bancario a Eduardo Montealegre, el Proyecto de Ley de Amnistía toma aún más relevancia y urgencia.

“Es cuestión de Ortega”
“El Bloque contra la dictadura no permitirá que se utilice el Presupuesto para que el FSLN introduzca de manera encubierta a miembros de sus bases dentro de los ministerios”, dijo el diputado luego de que la Comisión Económica de este bloque encontrara la supuesta asignación irregular de altos montos en el Presupuesto para asesorías y cursos.
Entendimiento entre el Legislativo y el Ejecutivo, “es cuestión de Ortega” dijo Pallais, quien también agregó que el clima político del próximo año “estará en dependencia del respeto al sistema democrático republicano por parte del presidente”; al parecer con la salida de 2007 la historia aún no encuentra fin y, como en un drama no concluido, toca decir “continuará”.