Política

Estado trastocado


Con la imposición de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), la lógica de gobernar en Nicaragua ha quedado trastocada y confusa, declaró ayer el doctor Carlos Tünnermann Bernheim, al criticar cómo el Presidente deposita el poder que le ha otorgado el 38 por ciento de la población a ciudadanos que no han sido electos.
“Este estilo generará un entrabamiento de la administración pública, porque, además, ni los ministros ni los alcaldes podrán tomar las decisiones en sus cargos y responsabilidades si antes no toman en cuenta a los CPC”, dijo el académico y analista político.
Recordó además que la Ley 630, aprobada por una mayoría parlamentaria, prohibió los CPC y la reforma al artículo 11 de la Ley de Organización del Estado, que autoriza al Presidente a crear consejos intersectoriales, los que no podrán estar encima de la ley. Tünnermann ve como peligroso que el Presidente diga en plaza pública que no respetará estas disposiciones legales.

Émulo de Chávez
El doctor Tünnermann, que es directivo del Movimiento por Nicaragua --uno de los organismos blanco de las duras críticas de Ortega--, negó ayer que él haya sido notable del Conpes como lo refiere el doctor Gustavo Porras, y llamó la atención en cuanto a que el presidente Ortega utiliza los mismos descalificativos de Chávez para referirse a sus críticos.
“Mientras en Venezuela Chávez les dice chicos bien y oligarcas a los estudiantes universitarios que provienen de los barrios más pobres de Caracas; Ortega llama oligarcas e imperialistas a los movimientos sociales que no están de acuerdo con él”.
Sobre el Conpes, el doctor Tünnermann recordó que es un órgano de consulta y asesoría, y que su director ejecutivo y adjunto, pasan a ser funcionarios públicos, y que ahora son los casos de Rosario Murillo y Gustavo Porras.
Además, dijo que este organismo tiene una representación proporcional a los organismos de la sociedad, y que, por lo tanto, observa como exagerada la presencia de casi veinte delegados de los CPC, cuando otros organismos tienen uno.

“El somocista es él”
El presidente Daniel Ortega arremetió fuerte contra la mayoría parlamentaria que votó contra los CPC y los llamó “neosomocistas”, incluyendo al Movimiento Renovador Sandinista.
La reacción del coordinador de la alianza MRS fue categórica: “Si Ortega se reúne con los gringos, está bien; pero si lo hace otro grupo político es imperialista; si Ortega se reúne con la Unión Europea es bueno, pero si lo hace otro, es colonialista; si Ortega hace alianza con los socialcristianos es convergencia y reconciliación, pero si lo hace otro, es de derecha.
“Ortega sólo vive en dos clases: o estás de acuerdo con él o estás en contra de él”.
Edmundo Jarquín creció en política al lado de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, en un ambiente antisomocista. Anoche Ortega llamó “neosomocistas” a los 52 diputados, tres de los cuales son de la bancada del MRS que dirige Jarquín.
“El acto del viernes, donde Ortega instaló los CPC, tuvo una connotación fascista. Me recordó el último acto que realizó Somoza con sus allegados en la explanada de Tiscapa, y donde éstos corearon: ‘No te vas, te quedás’, y al final el dictador dijo: ‘Ya el pueblo habló, no me voy’. En todo caso, el somocista es él”, declaró Jarquín.

Movimiento Comunal está relegado
Los Comités de Defensa Civil, surgidos en el fragor de la lucha insurreccional, luego CDS en tiempos de la Revolución, y ahora Movimiento Comunal, quedaron relegados a una mínima representación en el Conpes, por debajo de los Consejos del Poder Ciudadano.
Enrique Picado, dirigente sandinista y miembro del Movimiento Comunal, aunque evita confrontar en el tema, declaró ayer desde Estelí que la integración al Conpes debe ser proporcional al tiempo y participación ciudadana de los organismos.
Explicó que en el país existen organizaciones populares con treinta años de experiencia, por eso, “los espacios de participación, en este caso el Conpes, debería ser proporcional a esa experiencia y a ese tiempo. Nosotros hemos invertido millones de horas con miles de brigadistas en la defensa de los derechos comunitarios, en salud, educación y en otras tareas en los barrios; si el gobierno habla de espacios, lo menos que se podría esperar es que haya proporcionalidad”, reclamó Picado.
Recordó que las expresiones del Movimiento Comunal existen en más de cien municipios del país.
En el nuevo Conpes, instalado por el gobierno la noche del viernes, los CPC --aún en ciernes en muchos barrios-- tienen una abrumadora mayoría.