Política

Morales Carazo: “Arréglense”

* Vicepresidente dice desconocer el trasfondo de los polémicos Consejos del Poder Ciudadano

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, recomendó a los políticos en la Asamblea Nacional dialogar, “evitar caer en la vorágine de la violencia”. Hacer otro pacto quizá, aunque esta palabra “esté satanizada”, dice Morales Carazo.
El vicepresidente insistió en que la resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, que impidió la publicación de la Ley 630, no es un golpe de Estado. “Eso existe sólo en la imaginación (de algunos), son simples figuras literarias”, expresó.
“Yo no digo pacto porque está satanizado, pero en todos lados del mundo se hacen convenios políticos, arreglos”, dijo Morales Carazo, quien abordó la necesidad de que los políticos se pongan de acuerdo. “Hay muchas interioridades en todos estos procesos que no necesariamente deben ser públicos”, expresó refiriéndose al pacto que puede haber, tomando como premisa el que hubo entre el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
Según él, una de las partes tiene que ceder, de modo que exista un equilibrio entre ambas y las dos salgan ganando.

Sobre los CPC
Sobre los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, expresó que pueden “profundizar la participación ciudadana”. E hizo una especificación: “Eso, siempre que sea dentro de los cauces legales y dentro del Estado de Derecho”.
Morales Carazo expresó que desconoce el verdadero trasfondo de los CPC, el problema que puede ocurrir, dijo, es que “puedan prestarse a manipulaciones y partidismo. A veces es inevitable confundir las intenciones, lo que hay que hacer es darle una participación plural, cristalina”.
Para Morales, quien está facultado para dirimir si el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, debe mandar a publicar la Ley 630 obedeciendo la Constitución o, no publicarla, obedeciendo también la Constitución, pues las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, son de ineludible cumplimiento, es la CSJ.
“Ninguna de las partes en conflicto puede ser árbitro y participante. El Poder Judicial tiene que pronunciarse sobre a quién le asiste la razón”, agregó.