Política

“Alemán se está quedando sin equipo”

* Trivelli le contesta, por mandarlo a callar * “...No se da cuenta que el estadio se derrumba”

Eduardo Marenco

“Yo diría que el señor Alemán no se da cuenta que el estadio está derrumbándose y la gran mayoría de los miembros del equipo ya no quieren jugar con él”. De esta forma le respondió ayer al ex presidente Arnoldo Alemán, el embajador de los Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli.
Los últimos días se ha producido un fuerte intercambio de palabras entre el ex mandatario procesado por cargos de corrupción pública y el embajador estadounidense.
Trivelli abrió los fuegos al señalar que el nuevo Código Penal es un paso positivo para el país, pero le pareció “un poco raro que fuera hecho a la medida de una persona”, en alusión al alivio de pena con que se beneficia a Alemán, condenado a veinte años de prisión por varios delitos, entre ellos lavado de dinero.

Alemán lo mandó a callar
Alemán reaccionó al sostener que Trivelli debía callarse, tomando el consejo del rey de España, Juan Carlos I, y lo acusó de contribuir a la división del voto antisandinista.
Sin embargo, ayer Trivelli respondió a Alemán, quien ha dicho que él continúa siendo el manager del PLC y ya está en el terreno de juego. “Yo diría que el señor Alemán no se da cuenta que el estadio está derrumbándose y la gran mayoría de los miembros del equipo ya no quieren jugar con él”, expresó Trivelli al ser consultado sobre lo dicho por Alemán.
De este modo se mantiene el veto político estadounidense sobre el ex mandatario liberal.

La UAF es clave
Mientras tanto, el embajador Trivelli señaló que la Unidad de Análisis Financiero, UAF, es necesaria para Nicaragua, porque le permitirá tener estándares similares de control al lavado de dinero como existe en Gran Caimán y Panamá.
De lo contrario, como se conoce, Nicaragua podría caer en una cuarentena financiera que le dificulte transacciones financieras internacionales por los débiles controles a dinero sospechoso.
Trivelli brindó declaraciones tras concluir la juramentación de 35 voluntarios de los Cuerpos de Paz que tienen 26 años de trabajar en el país en las áreas de educación y agricultura.