Política

Ortega tras los pasos de Montealegre

* ¿Y la Contraloría le va a caer a los actuales directivos del BCN?, se pregunta ex ministro de Hacienda

Eduardo Marenco

El presidente Daniel Ortega tendría que efectuar un “refinanciamiento de los Cenis” similar al realizado durante la administración de Enrique Bolaños, para obtener dinero fresco para inversión pública, dijo ayer Eduardo Montealegre, diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y ex directivo del Banco Central, BCN.
Sobre Montealegre y varios ex directivos del BCN pesa una presunción de responsabilidad penal por el refinanciamiento de los Cenis.
El presidente Ortega ha obtenido el consenso legislativo para negociar con los bancos tenedores de bonos bancarios -–antiguos Cenis-- la suspensión del pago de C$936 millones de córdobas y la renegociación de dichos títulos valores para aumentar los plazos y disminuir los intereses.

El problema
Montealegre explicó que Ortega se encuentra ahora con el mismo problema que él resolvió durante la administración Bolaños en 2004: invertir C$2,400 millones de córdobas destinados al pago de los Cenis en educación, salud e infraestructura. Ortega requiere invertir C$936 millones de córdobas destinados al pago de los Cenis para atender la emergencia del “Félix” y de dos meses de copiosas lluvias.

El obstáculo y la solución
Ortega también se enfrenta al mismo obstáculo que se enfrentó Bolaños: hay que pagar los Cenis. Bolaños debía pagar C$5,150 millones en intereses y principal. Renegoció la deuda para destinar C$2,400 millones de los intereses a salud, educación e infraestructura.
“La solución global es la misma: refinanciar los bonos bancarios a más largo plazo y a tasas más bajas. Posponer o congelar el pago de intereses y principal del año próximo: todo es igualito”, dijo Montealegre, principal negociador de la administración Bolaños, en su calidad de ministro de Hacienda.
Bolaños logró ampliar el plazo de pago de tres a diez años, reducir la tasa de interés del 16.5 por ciento al 8.29 por ciento y congelar los pagos del año siguiente por casi dos años, refinanciándolos a diez años. No se conocen los detalles de la negociación de Ortega, pero los principios de la misma son similares, afirmó Montealegre.

Los bonos cupón cero
“Congelar los pagos no significa dejar de pagar, equivale a entregarle a los bancos ‘bonos cupón cero’, algo que el presidente no dice, pero es lo que tendrá que hacer; serán emitidos por el Banco Central con valor inicial de C$936 millones de córdobas y con vencimiento de dos años”, señaló Montealegre.
Esta negociación será llevada a cabo por el equipo legal de Hacienda y el BCN; tendrá que ser aprobada por el consejo directivo del BCN, mientras que el presidente de la República tendrá que enviar las modificaciones a la Ley del Presupuesto para ser aprobadas por los diputados de la Asamblea Nacional, al igual que el refinanciamiento anterior de los Cenis.
Montealegre sostuvo que el Estado pudo contar en 2004 con C$2,400 millones de córdobas para gastos en educación, salud e infraestructura productiva, y se ahorró aproximadamente C$1,415 millones de dólares en flujo de recursos en 2004, cuando se alcanzó la Iniciativa de Países Altamente Endeudados, HIPC.
De realizar el refinanciamiento, Ortega podrá de disponer de cientos de millones de córdobas para la reconstrucción nacional.

¿Los medirán con la misma vara?
La pregunta de Montealegre es si en este segundo refinanciamiento las consecuencias para los directivos del Banco Central serán las mismas que en 2003, cuando cuatro años después, la Contraloría estableció responsabilidades administrativas y civiles, así como presunción de responsabilidad penal a todos los directivos del BCN.
Asimismo, al recurrir de amparo, el Tribunal de Apelaciones de Managua suspendió el acto a favor de tres directivos del BCN y no los suspendió en contra de otros tres. ¿Habrá tratamiento distinto para los directivos del Banco Central de ahora?, se preguntó Montealegre.