Política

Nuevo grupo quiere referendo


Esteban Solís

La primera acción que se ha trazado Alternativa Popular Progresista, APP, una iniciativa integrada por políticos de varias ideologías, fundamentalmente conservadora, es la recolección de más de 50 mil firmas para que se consulte al pueblo, a través de un referendo, si quiere un cambio en su sistema político.
El ex presidente del Partido Conservador, PC, Noel Vidaurre, uno de los líderes de APP, dijo que es insólito, que mientras el país atraviesa por una severa crisis económica, enfrentado una epidemia de leptospirosis y con una alta tasa de desempleo, los políticos y el gobierno están más preocupados por cambiar el sistema político.
“Los que han producido todos estos males son los políticos nicaragüenses que no han enfrentado con valentía la decisión de servir a su pueblo, de trabajar por Nicaragua”, manifestó el también político.

Lilas encabezan
La dirigencia de APP, entre los que destacan los conservadores Yalí Molina y William Báez, así como Adolfo “Popo” Chamorro, de la Resistencia Nicaragüense, considera que la oposición está débil e institucionalmente la Asamblea Nacional está desprestigiada.
Según Vidaurre, el pueblo está cansado y desesperanzado, y APP se ha propuesto unir voluntades, ser una opción incluyente porque la oposición está atomizada, fraccionada.
En ese marco, William Báez ratificó lo que en su momento EL NUEVO DIARIO publicó, de que un grupo de empresarios le propuso que acepte ser el candidato de la oposición a la Alcaldía de Managua.
“Este candidato preferentemente debe ser Eduardo Montealegre, líder de la ALN, pero si no acepta, yo estoy dispuesto a asumir el reto, incluso de ir a unas primarias con el mismo Montealegre o con quienes aspiren a ese cargo”, comentó.

Primero la unidad
Báez compitió por la comuna capitalina en el año 2000, y con tres meses de campaña obtuvo el 27 por ciento de los votos. En aquella fecha sustituyó a Pedro Solórzano, que fue inhibido con la famosa “raya” que lo ubicó como habitante de otro municipio.
Dijo que la casilla viene después, porque lo primero es buscar la unidad de la oposición. “En Nicaragua estamos sufriendo el problema de las tres p (Pe), la palmazón, el parlamentarismo y el de los políticos peleles”, ironizó.