Política

Oposición atomizada

* Se escuchan nuevas voces para tomar la batuta opositora, comenta

Esteban Solís

El ex presidente del Partido Conservador (PC), Noel Vidaurre, asegura que es muy difícil que a corto plazo la oposición política logre unirse para enfrentar y derrotar al FSLN en los comicios municipales.
“Yo cada día veo más difícil la unidad, en vez de acercarse las posiciones, cada día se alejan más, se atacan entre sí, y esto produce resentimientos personales, y como si fuera poco, hay contradicciones internas en las instituciones políticas”, señala el ex presidente del PC.
Vidaurre reveló a EL NUEVO DIARIO que ha escuchado distintas versiones de que en los próximos días un grupo de políticos, muchos de ellos alejados de las estructuras oficiales partidarias, personalidades, dirigentes obreros y representantes gremiales, anunciarán el surgimiento de una opción que está preocupada por los problemas sin solución de la ciudadanía.
El caso Báez
También dijo a END que si es verdad que un grupo de empresarios ha propuesto a William Báez, político conservador, como una alternativa de la oposición como alcalde de Managua, considera que podría ser el candidato idóneo, porque hizo un gran papel en su primer intento, cuando como “emergente” obtuvo el 27 por ciento de los votos con apenas tres meses de campaña.
Según Vidaurre, a Báez lo seguiría una gran cantidad de conservadores, independientemente si son del partido o no, también un nutrido sector del empresariado nicaragüense le brindaría todo el apoyo. Pese a todo, Vidaurre reitera que los personalismos, el caudillismo y las heridas provocadas por los ataques y las descalificaciones, están evitando que a corto y, quizás, a mediano plazo se materialice la ansiada unidad.
Unidad contra
el tiempo
“Lo que pasa es que el tiempo vuela y cada día que pasa es uno menos para lograr la unidad, y poder luego hacer la elección de los 153 candidatos en igual número de municipios”, señala.
Lamenta que la historia reciente se repita, que se desperdicie la oportunidad de que los nicaragüenses tengan personas representativas de toda la gama ideológica y política del país para que los representen en las elecciones de 2008.
Dijo que no se puede dejar pasar por alto esta oportunidad cuando todas las encuestas dicen que el PLC y la ALN, por ejemplo, a casi un año de las elecciones nacionales, perdieron la mitad de sus votantes, “esto es preocupante, debería ser un motivo de reflexión para ambas fuerzas, cuando también hace falta un año para los comicios”.