Política

Granera: “Bolaños me ordenó investigar”


Heberto Rodríguez

El ex presidente Enrique Bolaños guardó distancia ayer del ex director general de Migración y Extranjería, Fausto Carcabelos, ambos acusados por el delito de tráfico ilegal de inmigrantes, uno como encubridor y el otro como autor directo.
“Él (Carcabelos) puede ser el santo más grande de la historia de la humanidad o el criminal más grande de la historia de la humanidad. Nada tiene que ver con mi caso, en lo absoluto. Hay una cosa que lo investigan a él, a mí es por encubrirlo”, dijo.
Bolaños se refirió al caso después de la comparecencia de la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, a la comisión especial de desafuero del ex mandatario.
“No me voy a investigar”
Granera llegó en calidad de testigo, propuesta por Bolaños, quien trata de esta manera dejar claro que no tenía nada que esconder al orientar una investigación en este caso.
“Si yo estoy haciendo tráfico de inmigrantes no voy a pedirle a la Policía investigame a mí mismo, eso es lo que yo quiero probar, digamos, con la comisionada, que diga si usted me ordenó que investigue todo lo que pasa ahí (en Migración)”, expresó Bolaños.
Presidente ordenó investigar
Por su parte, la primera comisionada Aminta Granera confirmó que “el 25 de septiembre el ex presidente Bolaños me llamó a su oficina en la casa de la presidencia y me dio orientaciones precisas para iniciar una investigación exhaustiva de los acontecimientos que estaban sucediendo en Migración”, aseguró Granera.
El 24 de octubre del año pasado, la Policía entregó el conclusivo de sus investigaciones al Ministerio Público.
Granera reconoció que también fue consultada acerca de la posibilidad de que Carcabelos haya podido haber borrado evidencias al ser restituido en su cargo, por el ex presidente Bolaños, sin embargo dijo que la investigación la habían finalizado desde el 24 de octubre con su respectivo respaldo.
Navarro: “Suficientes indicios para ser desaforado”
Wilfredo Navarro anunció para la próxima semana el dictamen. “Desde mi perspectiva hay los suficientes indicios y pruebas para que el ex presidente Bolaños sea desaforado y vaya a defender su posición ante los tribunales de justicia”, concluyó.